Los productores de la película de Chris Columbus “Pixels”, que esta semana se ha estrenado en Hollywood y en los grandes mercados europeos, cambiaron el guión para evitar que en él hubiera menciones a China, con el fin de no herir sensibilidades en ese país y que la cinta pudiera ser estrenada en sus cines.

Eso se desprende de los documentos de la productora Sony Pictures filtrados por la web Wikileaks en los últimos meses, después de que la compañía fuera presuntamente atacada por Corea del Norte como respuesta al lanzamiento de la comedia “La entrevista”, en la que se parodiaba -y asesinaba- al actual líder de ese país, Kim Jong-un.

En uno de los miles de correos filtrados por Wikileaks, remitido en 2013, una de las responsables de Sony en su oficina en China, Li Chow, recomendaba que la película protagonizada por Adam Sandler no incluyera una escena del guión en la que los extraterrestres que atacan la Tierra agujereaban la Gran Muralla.

La escena “no beneficiaría el estreno en China”, señala el correo, una sugerencia que finalmente debió ser escuchada, ya que en la película los alienígenas (que en este filme toman la forma de personajes de vídeojuegos de los 80) no atacan el conocido monumento defensivo, pero sí el barrio de Manhattan o el Taj Mahal indio.

Además, la película ha logrado permiso para su estreno en China -país donde se permiten sólo una treintena de películas extranjeras en sus grandes pantallas cada año- y llegará a sus cines el 15 de septiembre.

Deja un comentario