Zoe Saldana -madre de los gemelos Cy y Bowie (7 meses) junto a su marido Marco Perego– ha experimentado de primera mano lo difícil que resulta compaginar una carrera cinematográfica con la maternidad en Hollywood, ya que en su caso concreto estuvo a punto de ser despedida de una película tras salir a la luz la noticia de que estaba embarazada.

“Déjame que te diga una cosa, nunca va a resultar el momento adecuado para que te quedes embarazada para todas las personas de tu vida. Las producciones con las que ya tenía programado trabajar casi sufren un ataque de pánico. Me enteré a través de un pajarito de que habían hablado incluso de eliminar mi personaje en uno de esos proyectos. Me quedé como: ‘Dios mío, ¿esto es un broma? ¿Tan malo resulta? Justo ahora, en el momento más feliz de mi vida, a ti te viene mal que yo quede embarazada’. Que yo, una mujer de 30 años enamorada, quisiera formar una familia les venía mal…”, explicó la actriz al periódico USA Today.

Zoe cree firmemente que los estudios de cine deberían facilitarle la vida a las actrices instalando guarderías en los set de rodaje, al igual que están dispuestos a pagar para que los protagonistas masculinos de sus películas se alojen en extravagantes áticos o en yates mientras grababan.

“Al fin y al cabo, estás haciendo que me vaya de mi casa. Estás sacando a mis hijos de su casa. Y me vas a hacer trabajar más horas de lo normal. Y voy a tener que pagarle a mi niñera para que trabaje más horas. Así que es algo que necesito. Y siempre te dicen: ‘No, no pagamos a niñeras’”.

Las quejas sobre el trato que reciben las estrellas femeninas en Hollywood siguen en ascenso.

Deja un comentario