GUATEMALA. El juez Miguel Ángel Gálvez, del Juzgado B de Mayor Riesgo, dio inicio a la audiencia este martes a las 09.15 hora local (15.15 GMT) con la verificación de la imputada, sus abogados y los representantes del Ministerio Público.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         La audiencia judicial por el caso de corrupción aduanera contra Roxana Baldetti entró hoy en su segunda jornada, en la que se espera que  la Fiscalía presente más pruebas sobre el papel de liderazgo que atribuye a la exvicepresidenta de Guatemala en la red conocida como “La Línea”.

El juez ordenó que los agentes se retiraran de la sala debido a que impedían la visibilidad a los numerosos medios de comunicación que siguen el proceso, iniciado ayer lunes, cuando la exvicepresidenta fue acusada formalmente por la Fiscalía y ella se negó a declarar.

En el primer día de audiencia, Baldetti fue acusada por el Ministerio Público de ser parte de la red “La Línea”, en la que también se implica al presidente de Guatemala Otto Pérez Molina.

La exvicepresidenta, que renunció al cargo en mayo pasado por este caso, fue acusada de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho.

Según la Fiscalía, entre mayo de 2014 y abril pasado esa red permitió el ingreso de 1.561 contenedores que les habrían generado de ganancia más de 38,5 millones de quetzales (3,7 millones de dólares).

En esta nueva audiencia el MP continúa presentando las pruebas en contra de Baldetti, quien ayer se negó a declarar. Baldetti fue trasladada esta madrugada a la Torre de Tribunales, donde la seguridad fue nuevamente redoblada antes del comienzo de la diligencia judicial. EFE

Deja un comentario