Miami (EE.UU.), EFE.- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se reunirá hoy con miembros de la comunidad cubanoestadounidense en Miami, señaló hoy a Efe Isabel Malowany, portavoz del Departamento de Estado para las Américas.

La portavoz indicó que se trata de una visita privada, por lo que no detalló quiénes serán los participantes, el lugar ni los temas que se discutirán en el encuentro, que llega después de la histórica visita del presidente Barack Obama a Cuba de finales de marzo.

Varias organizaciones de exiliados cubanos en Miami consultadas por Efe dijeron no estar invitadas a la reunión, que no había sido anunciada previamente por el Departamento de Estado.

Hasta ahora, el único propósito de la visita de Kerry a Miami era asistir a una ceremonia de graduación de estudiantes del Miami Dade College, donde tiene previsto dar un discurso. Con motivo de la publicación del informe anual sobre derechos humanos en el mundo del Departamento de Estado, Kerry dijo este miércoles que tanto él como el presidente Obama han pedido a Cuba una “mayor apertura política” y que espera que las autoridades de La Habana sigan el impulso de su población y se sumen a la “economía mundial”.

La visita de Kerry se produce después de que el asesor adjunto de Seguridad Nacional de EE.UU., Ben Rhodes, se reuniese en Miami con organizaciones de la comunidad cubana días antes de la visita de Obama a la isla, los días 21 y 22 de marzo pasado, cuando se reunió con su homólogo cubano, Raúl Castro.Kerry llega a Miami en plena polémica por el hecho de que la compañía Carnival no permite a los cubanos y cubanoestadounidenses ser pasajeros de la línea de cruceros a Cuba que inaugurará el 1 de mayo. La razón es que la ley cubana prohíbe a los nacionales del país llegar por mar a la isla.

Carnival dice que debe cumplir con esa norma, pero la comunidad cubana afirma que haciéndolo les discrimina y debe permitirles el embarque.

Organizaciones del exilio cubano han pedido al Gobierno de EE.UU. que intervenga para impedir lo que consideran una “segregación” por nacionalidad.

Deja un comentario