Trajano Vidal Potentini Presidente de la Fundación Justicia y Transparencia Foto:Carmen Suárez/acento.com.do Fecha:02/03/2012

SANTO DOMINGO.- El presidente de la Fundación Justicia y Transparencia (FJT), Trajano Potentini, dijo que el caso ODEBRECHT pone a prueba la institucionalidad del país, en el entendido de que se trata de un escándalo con cobertura trasnacional, donde además se tendrá que juzgar el accionar del poder político en su relación y tratos con sectores económicos poderosos.

Asimismo, demandó de las autoridades dominicanas el profundizar las investigaciones en torno al caso ODEBRECHT, llevándolas hasta las últimas consecuencias, cuyos resultados reflejen la no existencia de Vacas Sagradas y un verdadero ejemplo y señal de combate a la corrupción administrativa.

Calificó como altamente saludable para la democracia el despertar cívico que se está observando en el país con el anuncio de una marcha en protesta por la no impunidad para el domingo 22 del presente mes, un ejercicio ciudadano que debe ser apoyado por todos los dominicanos, donde desde ya hacemos votos para que la referida actividad mantenga su esencia de pueblo, sobre todo alejada del interés político partidista.

Potentini habló en ese sentido al ser entrevistado por el comunicador Héctor Herrera Cabral en su programa “De Entero Crédito”, que se transmite de lunes a viernes por Súper Canal 33 y RNN canal 27.

Sobre la comisión designada para investigar la licitación de las plantas a carbón de Punta Catalina.

Calificó  como una señal positiva del gobierno la designación de una comisión para investigar el proceso de licitación y posterior adjudicación a la empresa ODEBRECHT de la construcción en punta catalina de dos plantas a carbón valoradas en más de 2 mil millones de dólares; toda vez que la misma está integrada por ciudadanos independientes y de gran acreditación moral y publica.

Valoró los aprestos gubernamentales para cooperar a nivel internacional con las investigaciones sobre el caso ODEBRECHCT, puestos de manifiesto en las recientes declaraciones del Ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quien anunciará que el país estaba abierto y en la mejor disposición de colaborar con el tema, además de otro hecho también positivo como lo sería la puesta en movimiento de la acción pública por parte del ministerio público en el tan sonado caso.

Dijo esperar tanto de la comisión designada como del propio gobierno, en particular de las autoridades del ministerio público, el que puedan esclarecer y llevar hasta las últimas consecuencias el gran entramado y madeja que supone el caso ODEBRECHT en su vinculación con el poder político y económico del país.

Deja un comentario