GUATEMALA. El juez Miguel Ángel Gálvez dijo hoy que dará a conocer el próximo martes 8 de septiembre su decisión sobre el futuro del expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina, implicado en un caso de corrupción que le obligó a dimitir al cargo.

El exjefe de Estado permanecerá en prisión provisional en la cárcel del cuartel militar Matamoros, en la capital, a donde ingresó ayer por orden de Gálvez, que dictó esa medida para garantizar la continuidad de la audiencia y resguardar la seguridad de Pérez Molina, según explicó el magistrado.

El juez afirmó este viernes, en la primera audiencia de declaración del exgobernante, que necesita tiempo para dar su veredicto en vista de que los alegatos presentados por el abogado defensor, César Calderón, “tienen cierta lógica”.

El juez dijo que analizará todos los medios de prueba que se han presentado durante la audiencia, que culminó hoy tras dos días, y en la que la Fiscalía pidió ligar a proceso a Pérez Molina por el caso de la red de fraude aduanero “La Línea”, mientras que el exgobernante insistió en su inocencia.

La Fiscalía imputó a Pérez Molina los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.

El abogado Calderón aseguró que Pérez Molina no pudo cometer defraudación aduanera porque nunca realizó importaciones y que, al no ser un importador tampoco puede ser procesado por asociación ilícita ya que no es parte de la delincuencia organizada.

Además, Pérez Molina no pudo cometer el delito de cohecho pasivo porque no existen pruebas de que haya solicitado o pedido dinero de la red “La Línea”.

El abogado preguntó “¿dónde está el dinero?”, que supuestamente obtuvo Pérez Molina de la corrupción aduanera, y pidió al juez que decrete la “falta de mérito” en la acusación contra el general retirado.

“Aunque la ciudadanía ya lo ha sentenciado, usted señor juez no puede ligar a proceso a Pérez Molina”, enfatizó Calderón.

Deja un comentario