El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró hoy en Catar, tras reunirse con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que el acuerdo nuclear con Irán “mejorará la situación de seguridad” en Oriente Medio y le instó a reforzar la cooperación antiterrorista con EEUU.

En una conferencia de prensa con su homólogo catarí, Jaled al Atiya, Kerry precisó que EEUU está “totalmente en contra” del apoyo que Irán “presta al terrorismo” en el Yemen, Siria e Irak y alertó de que Washington no cambiará su posición.

Al Atiya pidió a Estados Unidos que amplíe la política de no proliferación a todo Oriente Medio, y no solo a Irán, en una clara referencia a Israel, que nunca ha confirmado ni desmentido tener armamento nuclear ni ha ratificado el Tratado de No Proliferación (TNP).

Por otra parte, Kerry llamó a una mayor cooperación entre Estados Unidos y los miembros del CCG -Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Baréin y Omán- contra cualquier “actividad desestabilizadora” en Oriente Medio, principalmente contra los grupos extremistas como el Estado Islámico (EI) y Al Qaeda.

El diplomático estadounidense reiteró que la cooperación es “la única medida” para garantizar la estabilidad y la seguridad de la región e informó de que EEUU y sus aliados del Golfo han formado grupos de trabajo que, en las próximas tres semanas, anunciarán una agenda con medidas concretas.

Kerry detalló que EEUU va a entrenar a tropas de los miembros del CCG, con especial atención a las fuerzas especiales antiterroristas.

Asimismo, apostó por aumentar el intercambio de información de inteligencia, fortalecer el control de flujos de personas y armas en la región y aumentar la vigilancia marítima y cibernética.

En cuanto a los conflictos regionales, Kerry prometió que EEUU seguirá asistiendo al Gobierno iraquí en la lucha contra los yihadistas, pero reconoció que “ninguna fuerza militar podrá poner fin al terror del EI” si no va acompañada de esfuerzos políticos y económicos.

En ese sentido, anunció que EEUU aumentará en 62 millones de dólares la ayuda humanitaria destinada al pueblo iraquí, lo que elevará a 475 millones de dólares el total en cooperación que recibe Bagdad.

Kerry y los representantes del CCG también abordaron la situación en el Yemen, Siria y Libia, en los que esos estados mantienen posiciones similares, y reiteraron la necesidad de la búsqueda de una solución política.

Asimismo, el representante estadounidense anunció una reunión tripartita extraordinaria, que se celebrará en Doha, entre EEUU, Rusia y Arabia Saudí, países que han mantenido serias discrepancias respecto a la guerra en Siria durante los últimos años. EFE

Deja un comentario