En materia de grandes gestos románticos, Joe Manganiello no tiene rival. Al actor no le valió con llenar de flores una impresionante suite de un lujoso hotel de Hawai para pedirle a su prometida, Sofía Vergara, que se casara con él, sino que además se tomó la molestia de rescatar sus conocimientos de español para plantearle la gran pregunta en su idioma.

“Tenía un gran discurso preparado. Di unos tres años de español en el instituto y era bastante bueno, lo hablaba muy rápido. Pero por supuesto, 20 años más tarde ya se me ha olvidado todo. Me voy a casar con una mujer latina, así que me corre prisa recuperar mi antiguo nivel. Pero sí que preparé un gran discurso que le leí en navidad, cuando le pedí que se casara conmigo”, reveló Joe durante una entrevista al programa Extra.

Joe tuvo claro que Sofía era la mujer de su vida desde su primera cita, para la que el intérprete voló hasta Nueva Orleans, donde su prometida estaba rodando una película.

“Lo supimos casi desde el principio. Cuando lo pienso ahora, creo que en nuestra primera cita ya lo teníamos más o menos claro. Creo que hay un momento concreto en el que te das cuentas de si estás yendo a por todas. En mi caso, fue cuando estaba sentado en un avión volando a Nueva Orleans para nuestra primera cita. Me iba diciendo a mí mismo: ‘¿Qué estás haciendo? ¡Estás loco!’. Pero no quería mirar atrás un día y arrepentirme por no haber intentado conseguir a la chica de mis sueños cuando tenía una pequeña oportunidad”, aseguraba el intérprete a Access Hollywood.

Deja un comentario