Miami (EE.UU.),  (EFE).- La cantante y actriz estadounidense Jennifer López confesó que desearía casarse nuevamente y tener un matrimonio para toda la vida, a pesar de haberse divorciado ya en tres ocasiones.

“Siempre lo he soñado, envejecer al lado de alguien. Tener un matrimonio que perdure, hasta la muerte, como en la película ‘The notebook’ (2004)”, dijo sonriente la actriz este lunes durante una entrevista para el programa “Watch What Happens Live” que se emite por la cadena estadounidense Bravo.

La protagonista de la serie “Shade of Blues” se casó por primera en 1997 con el camarero cubano Ojani Noa, de quien se divorció al año siguiente. Después de esta ruptura, la cantante tuvo un noviazgo de dos años con el rapero Puff Daddy.

Su segundo matrimonio fue en septiembre de 2001 con el coreógrafo y actor Criss Judd. Este enlace tampoco fue duradero y terminó en divorcio en 2003. A finales del 2002, López empezó una relación con el actor Ben Affleck con quien estuvo comprometida pero nunca llegaron a casarse.

Su tercer y hasta el momento último matrimonio, fue con el cantante puertorriqueño Marc Anthony en junio del 2004 con quien tuvo dos hijos, Max y Emme. Esta ha sido su relación más larga y estable. Después de su divorcio con el cantante, López comenzó a salir en 2011 con uno de sus bailarines, el coreógrafo Casper Smart.

Ante la pregunta sobre cuándo Casper Smart le iba a proponer matrimonio, la actriz contestó que todo iba por buen camino.

“No hablamos mucho del tema. Todo está bien. Estamos felices. Los niños están bien, él también. Todo es maravilloso”, comentó la cantante.

Durante la entrevista, la cantante también habló de otros temas y confesó que no sentía que las hermanas Kardashian la hubieran desplazado por el tema de quién tenía el mejor trasero.

“No, al contrario, creo que les abrí el camino. Hay mucho espacio para todos los traseros”, dijo López sonriendo, que también reveló que siempre se afeitaba las piernas y que nunca ha fumado marihuana. EFE

Deja un comentario