SAO PAULO, EFE.- El jefe de la Cámara de los Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, anunció este martes que recurrirá la decisión judicial que ordenó la apertura de los trámites para un juicio político contra el vicepresidente Michel Temer, similar al proceso en curso contra la mandataria Dilma Rousseff.

El pedido de un juicio político contra Temer fue presentado por un abogado y rechazado por Cunha, pero el denunciante apeló al Supremo y obtuvo el apoyo del magistrado Marco Aurelio Mello, quien alegó que la acusación es similar a la que llevó a iniciar el proceso contra la presidenta.

Cunha, un reconocido adversario político de Rousseff, calificó de “absurda” la decisión del magistrado del Supremo Tribunal Federal y consideró que “invade la competencia” de la Cámara Baja.

El presidente de la Cámara aseguró que entrará con un recurso el miércoles ante la máxima corte del país, aunque precisó que si el tribunal respalda la decisión del magistrado Mello de iniciar los trámites para un juicio político contra Temer lo acatará.

El autor del pedido, el abogado Mariel Márley Marra, sostuvo en su denuncia que el vicepresidente habría incurrido en el mismo “delito de responsabilidad” que Rousseff al firmar algunos de los decretos que facilitaron unas maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en los últimos dos años.

Cunha, que en diciembre pasado aceptó iniciar el trámite para un juicio parlamentario contra Rousseff, se negó sin embargo, en la misma época, a aceptar las acusaciones contra el vicepresidente.

El juez explicó que su sentencia “no emite juicios en relación a la conducta del vicepresidente de la República”, pero consideró que Cunha, al rechazar una demanda y aceptar otra, “no atendió la debida formalidad legal”. EFE

Deja un comentario