KINGSTON, EFE.- El Gobierno de Jamaica refuerza hoy las medidas ante el próximo paso del huracán Matthew, ahora de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, que también amenaza a zonas de otros países caribeños insulares y continentales.

Las autoridades locales, ante la magnitud del huracán, tratan de no dejar nada para la improvisación, por lo que el primer ministro, Andrew Holness, mantuvo conversaciones con todos los funcionarios cuyas agencias están relacionadas con la prevención y respuesta ante desastres.

Holness dijo que se reunió de urgencia con los jefes de agencia y que se analizaron cómo se ultiman los preparativos ante el paso del huracán, que descendió hoy a la categoría 4, tras haber alcanzado el viernes la máxima de 5 en la escala Saffir-Simpson, con vientos de hasta 230 kilómetros por hora.

Matthew, el quinto huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, se ubica a 625 kilómetros al sureste de la capital de Jamaica, según el boletín emitido de las 11.00 hora local (15.00 GMT) por el CNH de EE.UU. en Miami.

El ministro de Gobierno Local de Jamaica, Desmond McKenzie, pidió a través de un mensaje dirigido al país que las personas se aseguren de que están adecuadamente preparadas para la llegada del huracán.

“Si usted vive en una zona propensa a las inundaciones y las autoridades le piden que evacúe el área, por favor, obedezca. Queremos que usted esté seguro”, dijo el funcionario, tras asegurar que “todos los sistemas de emergencia están listos para ayudar en caso de que sea necesario”.

El funcionario alertó de que hay todavía un sector considerable de la población que no sabe bien que el huracán Matthew puede impactar fuertemente a Jamaica y que de forma peligrosa continúa con su rutina habitual sin tomar medidas.

“Esto no es algo que la gente deba tomarse como una broma. Estamos poniendo en marcha todas las medidas necesarias para que podamos responder a las necesidades de la población ante una crisis nacional”, sostuvo McKenzie.

Las autoridades locales están preocupadas también por las consecuencias que pueda tener la llegada del fenómeno para las personas que visitan la isla, por lo que se han activado dos centros de operaciones que coordinarán los servicios de emergencia para el sector turístico.

Los centros de operaciones de emergencia se encuentran ubicados en el Pegasus Hotel Jamaica en Kingston y el complejo Altamont West en Montego Bay, que serán los puntos de coordinación del sector turístico para las actividades de respuesta.

Las autoridades locales se esfuerzan para localizar a los cerca de 2.000 indigentes sin hogar que se calcula pululan por las calles de la isla, a los que se quiere trasladar a refugios durante las próximas horas.

La población mientras trata de abastecerse de víveres ante la inminente llegada del huracán, lo que ha ocasionado gran congestión de tráfico en las principales áreas urbanas y colas interminables ante supermercados y tiendas.

Deja un comentario