El ministro de Energía y Minas defendió hoy la estrategia de desarrollo concebida por el Gobierno para Pedernales, en sustitución de la actividad basada en la extracción de bauxita, porque implica un plan integral de desarrollo económico y social preservando el ambiente.

Antonio Isa Conde explicó que en el inicio del proyecto en los próximos meses –con acciones de remediación ambiental y construcción de infraestructura- demandará una masa de trabajadores que pudiera ser superior a los que hasta el momento había empleado la actividad extractiva. “Apostamos por el empleo sostenible”, subrayó.

A juicio del funcionario, es más racional un breve sacrificio de corto plazo que mantener una actividad con secuelas ambientales graves que comprometen en el mediano y en el largo plazo la calidad de vida de las generaciones del presente y de las del futuro.

“Esta decisión está por encima de los intereses individuales y se focaliza en los intereses del país y de una población que debe seguir viviendo más allá del agotamiento de la bauxita”, manifestó el ministro.

Isa Conde se pronunció en esos términos al recibir preguntas del público mientras participaba en el programa La Panorámica, que se transmite por la emisora Fidelity.

Ante una petición de permitir que la empresa Dovemco siga explotando la bauxita por los próximos 18 meses,  el ministro de Energía y Minas sostuvo que el plan del Gobierno tiene un cronograma que no debe variar por “intereses individuales”.

“El Gobierno tiene un plan de desarrollo, en el que intervienen varias instituciones del Estado, que es el inicio de la transformación del Sur en forma sostenible, sin pasivos ambientales, pues en la actualidad todo el que pasa por Pedernales puede comprobar las secuelas que ahí han quedado”, expuso.

Por otro lado, reiteró que la paralización de la actividad extractiva en Pedernales y de la nominación de barcos para la exportación del metal se hizo siguiendo las leyes y las normas, por lo cual la decisión no emite señales negativas para la inversión privada.

“A esta empresa (Dovemco) se le otorgaron los plazos necesarios, siguiendo con rigor las líneas de su contrato suscrito con el Gobierno y se le dieron todas las facilidades para cerrar su proceso. Paralelamente el Gobierno trabaja en proyectos puntuales a corto plazo, con el propósito de reutilizar la mano de obra que quedaría cesante”, señaló Isa Conde.

Deja un comentario