La Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) investiga un robo de  mercancías diversas ocurrido en el depósito número 5 en la terminal de cargas Punta Caucedo, en el Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA). Este es el segundo robo que se comete en ese lugar en menos de un año.

En el depósito, que es vigilado y controlado por seguridad de la Dirección General de Aduanas, operan diversas empresas de Courier que traen mercancías a sus clientes desde el exterior. En las investigaciones participan también funcionarios de Aduanas en la terminal Punta Caucedo, oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil  (CESAC) y de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional.

Se recuerda que en diciembre del año pasado en ese mismo depósito robaron mercancías valoradas en miles de pesos y los autores del robo nunca fueron apresados.

Según los investigadores, el hecho se produjo en horas de la noche del pasado viernes, luego de cesar las actividades en el área. Asimismo, se indicó que no ha sido cuantificado el valor de las mercancías sustraídas.

Entre las mercancías sustraídas, según el informe, figuran  celulares de distintas  marcas y precios, tenis, relojes, ropa confeccionada y otros artículos traídos por diversas empresas Courier que operan en ese depósito.

De acuerdo a los informes, para entrar al lugar los delincuentes violaron uno de dos candados de la puerta principal  corrediza  que da acceso al interior de  dicho depósito.

Para montar de nuevo la puerta las autoridades se vieron precisadas a utilizar un aparato monta-cargas.

Igualmente, se indicó que los oficiales de la Policía Científica y del Dicrim han tomado huellas en las paredes y otros lugares a fin de obtener evidencias que puedan ayudar identificar  a los autores del supuesto robo.

No obstante, se indicó que los oficiales han confrontado dificultades debido a que el lugar fue a legadamente contaminado por miembros de otros organismos y de Aduanas.

Se dijo que muchos de los artículos robados pertenecían a clientes de las distintas compañías de courier y que estaban supuestamente en lista para pagar los impuestos correspondientes a la Dirección de Aduanas.

Algunos de los investigadores consideraron penoso y lamentable que siendo el depósito cinco de gran movimiento de mercancías y de artículos importados, no tenga cámaras de videos que puedan captar e identificar cuando ocurren casos como ese.

En ese lugar se dijo que operan  más de 20 compañías de correos privados, que traen mercancías a sus clientes desde el exterior y que son guardadas allí hasta tanto procedan al pago de los aranceles correspondientes y luego a su retiro.

Los investigadores no revelaron si con relación al caso hay personas detenidas, aunque se supo que las autoridades indagan a los vigilantes que estaban de servicio cuando ocurrió el robo.

Deja un comentario