LA PAZ. La Fiscalía boliviana investigará a doce exresponsables de la Policía de este país para determinar si se enriquecieron ilegalmente en el ejercicio de su trabajo, lo que supone un nuevo varapalo a la deteriorada imagen de esa institución, informaron hoy medios locales.

Las indagaciones se llevarán a cabo a instancias del Ministerio boliviano de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, que detectó supuestas irregularidades en las declaraciones juradas de bienes de esos policías.

De los funcionarios investigados, seis son excomandantes departamentales de la Policía y los otros seis son oficiales que desempeñaron el cargo de jefes de unidad, explicó la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, citada por la agencia oficial ABI.

Valdivia recordó que con el objetivo de luchar contra la corrupción, a partir de enero del 2016 los altos mandos de las Fuerzas Armadas y la Policía deberán presentar anualmente una declaración jurada de su patrimonio y a partir del 2017 esta medida se aplicará a todos los miembros de esas instituciones, incluido personal civil.

La ministra destacó que el “considerable incremento” del patrimonio de los policías suele producirse cuando son ascendidos a generales.

La Policía boliviana atraviesa desde hace meses una grave crisis institucional debido al goteo constante de detenciones de altos cargos de este cuerpo acusados de corrupción.

El último alto cargo policial que se vio envuelto en una situación de este tipo fue el excomandante de la Policía boliviana, general Luis Cerruto, que en agosto pasado fue detenido por un supuesto fraude económico en la compra de víveres para la institución.

En la historia de la Policía del país andino hay varios casos de exjefes vinculados con el crimen organizado y el narcotráfico.

El presidente boliviano, Evo Morales, cuyo Gobierno no ha tenido éxito en sus intentos de reformar este cuerpo, ofreció en junio pasado premiar a los policías subalternos que denuncien la corrupción de sus superiores. EFE

Deja un comentario