Lejos de concluir cuando finalicen las obras en desarrollo en la Ciudad Colonial, el Programa Fomento al Turismo extenderá su campo de acción con intervenciones en monumentos de gran relevancia, como Las Ruinas de San Francisco.

Representantes de seis firmas internacionales que concursan para la intervención y puesta en valor de las Ruinas de San Francisco compartieron en el Auditorio de la Universidad Iberoamericana (UNIBE) parte de sus carpetas de trabajo, las cuales muestran casos exitosos.

El ministro de Turismo, Francisco Javier García, enfatizó en el inicio del Seminario Internacional de Arquitectura Contemporánea en Centros Históricos, el compromiso del organismo con la inversión en los espacios patrimoniales, para potenciar la industria turística del país y a la vez preservar y dar valor a estos.

“En República Dominicana debemos hacer más eventos en los que esté involucrada la arquitectura”, dijo el ministro de Turismo, Antes afirmó que el país es mucho más que bellas playas, y que las obras de reformas de la Ciudad Colonial darán el impulso que buscan para aumentar las llegadas de visitantes extranjeros.

Con un crecimiento de un 12% en 2014, y la previsión de sobrepasar el porcentaje en 2015, el funcionario insistió en que es fundamental el rol de la arquitectura para alcanzar logros económicos mediante la revalorización e intervención adecuada de los atractivos que conforman el patrimonio cultural dominicano.

García convirtió su discurso en un homenaje a la arquitectura. “Uno recorre la ciudad y se da cuenta por donde sí y por dónde no ha estado presente el trabajo de un arquitecto”, argumentó.

Reconoció la deuda que tiene la capital dominicana con los arquitectos, y llegó a recalcar: “Ojalá que muchos lugares del mundo se pudieran rediseñar para integrar la visión de los arquitectos”.

Experiencia internacional

La primera expositora del seminario, Fuensanta Nieto, evidenciaría momentos después la importancia de poner en manos expertas las obras que busquen poner en valor una edificación o lugar patrimonial. Establecer la relación entre lo que hubo, lo que se hará y los materiales que dieron cuerpo a la estructura original fue la clave en la introducción que hizo para explicar los procesos seguidos en varios proyectos de su firma. Entre ellos, explicó el trabajo realizado en el Museo de Medina Azahara, que logró el Premio Piranesi de Roma, en 2011.

Sus proyectos junto a Enrique Sobejano le han merecido distinciones importantes, como el primer premio del Concurso Ampliación del Museo Nacional de Escultura de Valladolid y el primer lugar en el Concurso de Palacio de Congresos y Exposiciones de Mérida.

Maribel Villalona, directora del Programa de Fomento al Turismo en la Ciudad Colonial, coordinó las presentaciones de Fuensanta Nieto, directora de la firma española Nieto Sobejano; Gonzalo Byrnes, director de la firma portuguesa Gonzalo Byrnes Arquitectos; Rafael Moneo, director de la firma Moneo-Brock en Madrid; Sergio Marta, director de INGENNUS en Zaragoza, España; Cristóbal Valdez, director de Cristóbal Valdez & Asoc. Arquitectos Urbanistas en Santo Domingo, y David Hills, director de DSDHA en la ciudad Londres.

Replicar los casos de éxitos que han experimentado estos veteranos de la arquitectura en diferentes destinos turísticos con características similares a las del casco histórico de Santo Domingo es el objetivo sobre el que se trabaja, lo que daría más relevancia al Programa de Fomento al Turismo en la Ciudad Colonial.

Para las autoridades de Turismo, traer al país a especialistas que han intervenido obras como el Museo del Prado y la Estación de Trenes de Atocha en Madrid, entre otras, es una muestra de que el desarrollo en curso no partirá de improvisaciones y se sustentará, por el contrario, en experiencias de firmas acreditadas.

De qué hablaron los especialistas

“Del Palacio al Museo: Trayendo gente al patrimonio”, “Reconversión y nuevos usos de monumentos en ruinas”, “Reinterpretando la arquitectura religiosa”, y “El futuro de la arquitectura contemporánea en el Casco Histórico de Santo Domingo”.

Para los organizadores, fue relevante la explicación de Moneo en cuanto a que en los países latinos erróneamente se piensa que los monumentos históricos deben conservarse como ruinas sin ningún tipo de uso, por lo que no se aprovechan en todo el potencial que tienen.

El arquitecto se inscribe en la corriente de quienes creen que darle vida al patrimonio histórico se traduce en una activación cultural, turística y económica en el entorno”, afirmó el arquitecto.

En el auditorio, arquitectos consagrados se mezclaron con estudiantes para ver en directo los aciertos con los que se han reconvertido monumentos o sitios en atractivos lugares turísticos, que a la vez rescatan la historia que le dieron origen y son reutilizados por las nuevas generaciones con garantías para su preservación.

Rescate de las Ruinas de San Francisco

En el concurso internacional convocado por el Ministerio de Turismo para el rescate de las Ruinas de San Francisco, participan firmas de arquitectos de Londres, París, Lisboa, Madrid, Zaragoza y Santo Domingo, las cuales harán sus propuestas en base a las investigaciones previas realizadas por el arquitecto español Carlos Clemente.

Clemente, que ha trabajado en obras de restauración como las catedrales de Burgos, Palencia, Barbastro e Ibiza; los Castillos de Jadraque, Molina de Aragón y San Fernando en Cádiz, realizó en las ruinas levantamientos topográfico, volumétrico, de fotogrametría, de materiales y estudios analíticos.

El deterioro del conjunto de edificios coloniales, conformado por el monasterio, la capilla de la Tercera Orden Franciscana y la iglesia, es progresivo y agresivo, como se pudo comprobar con la investigación realizada por el experto español. Una muestra de ello es que este año se cayó una parte del muro que cerraba el antiguo convento y se han seguido perdiendo centímetros de las ruinas continuamente.

El proyecto contempla también intervenir el entorno urbano inmediato a las ruinas, así como la construcción de un centro de eventos y un parque arqueológico en sus jardines.

El Ministerio de Turismo considera como un pulso para la Ciudad Colonial la implementación de proyectos que permitan poner en valor los monumentos patrimoniales para usarlos y convertirlos en motores de la economía.

Deja un comentario