SANTO DOMINGO.-  La Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH) consideró que –más que otra reforma- la República Dominicana requiere una revolución fiscal, que toque los ingresos, los gastos y ordene el modelo de emisión de deuda pública que actualmente acarrea un alto costo para el Estado.

El presidente de la organización empresarial, Antonio Taveras Guzmán, aplaudió que fuera el mismo presidente Danilo Medina quien retomara el tema del pacto fiscal en la agenda pública, como una alternativa para frenar el creciente endeudamiento del país y llamó a evitar la tentación de hacer ¨nuevos parchos fiscales.

A juicio del dirigente empresarial, es fundamental que desde el inicio de las discusiones del pacto –establecido en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) – se esté claro que la reforma debe estar focalizada al largo plazo e implicar la profesionalización y el efectivo funcionamiento de las agencias recaudadora contra la evasión.

“Tenemos altísimos niveles de evasión y lo hemos repetido en múltiples ocasiones: Contamos con un sistema tributario injusto en el que muchos no pagan nada y pocos lo pagan todo. Hay que romper esa regresividad, que a veces opera con la connivencia de los políticos”, resaltó.

Deuda pública y reforma

Asimismo, indicó que la revolución fiscal debe resolver el problema que implica para las finanzas públicas tener dos emisores de deudas con costos financieros distintos, como los son el Banco Central, por un lado, el Ministerio de Hacienda por otro. Eso no existe en ninguna parte del mundo.

Taveras Guzmán subrayó que la política de endeudamiento público debería ser potestad exclusiva de la Dirección de  Crédito Público del Ministerio de Hacienda y señaló que en ningún país un Banco Central paga tasas de interés por instrumentos de deuda que duplican el crecimiento relativo del Producto Interno Bruto (PIB).

También expuso que no se debe dejar de lado en la revolución fiscal el funcionamiento del sistema de seguridad social, específicamente en lo relativo a los amplios márgenes de la administradoras de riesgo de salud y las administradoras de fondos de pensiones, que no se compadecen con los rendimientos y servicios recibidos por los trabajadores.

“Por eso, nuestra posición es que el país requiere una revolución fiscal holística, que no se quede en el simple cambio de tasas, sino que incorpore también la transparencia en la gestión pública y, como elemento fundamental, una Ley de Responsabilidad Fiscal”, manifestó El presidente de la AEIH.

En ese contexto, el dirigente empresarial planteó la necesidad de revisar el sistema de exenciones tributarias, para que sólo sean asignadas a los sectores que en verdad la necesitan y propuso un trato especial a las microempresas para contribuir con su formalización, de manera que tributen y entren al sistema de seguridad social.

Deja un comentario