MIDDLETOWN, California. El número de casas destruidas por dos enormes incendios forestales en el norte de California rebasó el sábado las 1.000 después de que las autoridades contaran otras 250 durante una evaluación de daños en las faldas de la Sierra Nevada en tanto que las llamas amenazaban miles de estructuras más.

Daniel Berlant, portavoz del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California (Cal Fire), dijo que cuando se llegó a la cuenta de 503 viviendas destruidas por el fuego que arde desde hace una semana en los condados Amador y Calaveras, los bomberos hacían avances y los equipos de inspección de daños ingresaban en las zonas afectadas.

Cal Fire había informado de 252 viviendas destruidas el viernes en la noche a causa del incendio que en una semana ha calcinado una superficie de 285 kilómetros cuadrados (110 millas cuadradas).

“Como algunas viviendas se encuentran en zonas rurales, hay tardanza para llegar hasta ellas”, declaró Berlant.

El fuego, en el que han muerto al menos dos personas, estaba contenido en 65%, pero persistía el peligro por las llamas para 6.400 estructuras.

Un incendio separado en Lake County, a unos 273,5 kilómetros (170 millas) al noroeste, destruyó por lo menos 585 viviendas y quemó centenares de estructuras más. Ha causado la muerte de tres personas.

Los residentes de Middletown, la zona más afectada por el enorme incendio en California, recibieron permiso de regresar a sus casas el sábado en la tarde. Las órdenes de evacuación continuaban vigentes para otras zonas en Lake County.

El incendio en Lake County destruyó 161 kilómetros cuadrados (62 millas cuadradas) en 12 horas, y miles de habitantes han abandonado sus casas desde que el fuego empezó a arder hace una semana.

Unas 19.000 personas recibieron orden de desalojo. El incendio ha consumido 187 kilómetros cuadrados (116 millas cuadradas) y el sábado estaba contenido en 48%.

El calor del clima volvió a descender en la zona de los dos incendios en el norte de California después de algunos días de condiciones despejadas y favorables que habían incrementado los temores de que fuera imposible lograr posteriores avances. AP

Deja un comentario