La Policía española se incautó de 3,5 toneladas de cocaína y 9,3 millones de euros (10,39 millones de dólares) a una red de narcotráfico asentada en España, donde fueron detenidas veintiséis personas dentro de una operación internacional, según informó hoy el director general de la Policía en Madrid.

La operación “Vinetu”, en la que ha habido 69 detenidos, también fue llevada a cabo por Cuerpos policiales de Portugal, Serbia, Croacia, Montenegro, Australia, Reino Unido y Alemania.

Entre los veintiséis arrestados en España, la mayoría en Madrid, se encuentra el líder de la red, que residía, haciéndose pasar por ojeador de jugadores de fútbol, en un domicilio de lujo en el que se han hallado 773.000 euros en efectivo.

Desde la capital dirigía a exmilitares serbios para importar por vía marítima la droga, de forma que España servía a la organización de trampolín con sedes en Madrid y Valencia (este) para introducir la droga en el país y para traficar con ella.

Los miembros de la red viajaban continuamente por España y a terceros países como Holanda, Hungría, Croacia, Serbia, Montenegro, República Dominicana, Brasil, Perú, Colombia o Venezuela.

Para introducir la cocaína empleaban cuatro métodos, el principal a través de buques mercantes desde Sudamérica con la connivencia de marineros a sueldo y eran también los encargados de arrojar ya en aguas españolas sacas acuáticas herméticas que otras embarcaciones de recreo recogían y trasladaban a puertos deportivos de la costa levantina.

Además de este método, la red usaba otros tres sistemas: veleros de grandes dimensiones, el conocido como “gancho ciego”, que consiste en ocultar la droga junto a mercancía legal sin que la empresa exportadora conociera este hecho y la creación de sociedades mercantiles que eran tapadera para meter en España la cocaína.

Deja un comentario