WASHINGTON, EFE.- La candidata demócrata a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, prometió hoy una reforma migratoria con vía a la ciudadanía “lo antes posible” si gana las elecciones de noviembre y los hispanos votan a su partido parar dominar el Senado.

En una intervención en Washington ante la conferencia de las asociaciones de periodistas afroamericanos e hispanos (NABJ-NAHJ), Clinton confió en que “el resultado de las elecciones, en las que trabajo para ganar, mande un mensaje claro a los republicanos de que es hora de que dejen de obstaculizar una reforma migratoria”.

Clinton pidió a los hispanos salir a votar el próximo 8 de noviembre y elegir también legisladores que apoyen una reforma migratoria, de modo que el control actual republicano del Senado pase a ser demócrata.

Eso y un aumento de los escaños en la Cámara de Representantes obligará a que, como ocurrió en 2013, el Senado consiga aprobar una propuesta migratoria bipartidista, subrayó la ex secretaria de Estado.

“Esta vez, la Cámara (baja) votará esa propuesta” y la tan perseguida reforma migratoria, que regularizaría la situación de unos 11 millones de indocumentados que residen el país y viven en las sombras.

Clinton, que contestó preguntas de la prensa, algo que no ha hecho con regularidad durante la campaña, aseguró que comenzará a trabajar “inmediatamente” si llega a la Casa Blanca por la reforma migratoria.

La aspirante demócrata también consideró que los republicanos reconocen la importancia de atraer a los votantes hispanos, pero la nominación de Donald Trump como candidato presidencial podría acabar por descarrilar esos esfuerzos.

Clinton reiteró que se toma “en serio” los intereses de los votantes hispanos, para los que prometió inversiones para mejorar las oportunidades laborales y aumentar las posibilidades de éxito de emprendedores.

La líder demócrata también prometió cerrar centros de detención inmigrantes de empresas privadas y examinar “a fondo” la política de deportaciones para que no afecte “a padres y madres de familia” que trabajan duro por su futuro.

Las últimas encuestas divulgadas en EEUU han ampliado la ventaja de Clinton frente a Trump, que en ningún momento ha conseguido apoyos mayoritarios ni entre los latinos ni entre los afroamericanos.

Comp Trump, la ex primera dama tiene un también un alto índice de desaprobación, pero confió en que esa imagen, que atribuyó a intereses políticos por atacarla, cambiará porque “cuando he realizado un trabajo (político), la gente ha confiado en mí”.

Deja un comentario