Puerto Príncipe, (EFE).- El Gobierno de Haití y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitaron hoy 193,8 millones de dólares para responder a la situación crítica que padecen 1,3 millones de haitianos por la crisis alimentaria.

La petición se realizó en la presentación de un plan estratégico de seis puntos para tratar de enfrentar la situación este año.

La iniciativa consiste en mejorar la situación de inseguridad alimentaria, establecer un servicio de respuesta más eficaz frente al cólera y asistir a los deportados desde la República Dominicana.

Asimismo, continuar dando protección a los desplazados tras el terremoto de 2010, adoptar un plan de repuesta para cualquier desastre natural y fortalecer los mecanismos de coordinación humanitarios y buscar fundos.

Mourad Wahba, coordinador de las misiones humanitarias de la ONU en Haití, dijo que este plan “representa una visión común entre Haití y las Naciones Unidas frente a la crisis que estamos viviendo”.

“Nuestra prioridad es luchar contra la sequía, el cólera y mejorar la situación de asentamientos”, agregó.

A la vez, señaló que 1,3 millones de personas están en necesidades urgentes “y es por eso” que estan allí “para lanzar este plan para el año 2016”.

“Es muy importante crear un espacio humanitario para responder de manera eficaz a la crisis y en caso de otra crisis”, apuntó Wahba, quien subrayó que los problemas de Haití tienen raíces en el pasado y que la solución debe ser planificada a largo plaza “para tener buen resultado”.

“Estamos aquí para trabajar con el pueblo haitiano y con el liderazgo del Gobierno para mejorar la situación”, indicó.

Mourad Wahba llamó a los países donantes a ayudar “a encontrar los fondos para trabajar y poder responder a todos estos desafíos”.

Según Naciones Unidas, en Haití hay más de dos millones de personas que están en necesidad urgente de ayuda humanitaria, pero el plan de este años es tocar a los más vulnerables, que totalizan 1,3 millones de personas.

Más de 60.000 personas siguen viviendo en campamentos desde el terremoto de 2010.

Enzo Di Taranto, representante en el país de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), señaló que el plan dependerá de la capacidad de encontrar los recursos, algo que es “muy difícil en este momento porque hay mucha crisis a través del mundo, lo que pone en duda cómo (…) encontrar el dinero”.

“Llamamos a todos a participar y a los países que tiene plan para ayudar a Haití a cooperar con nosotros para responder a la crisis más rápido”, planteó.

Por último, dijo que crearán “un equipo muy grande y dinámico” para que las naciones donantes ayuden a Haití a superar la crisis. EFE

Deja un comentario