SANTO DOMINGO.- El Gobierno junto a  las telefónicas acordaron ayer varias medidas en contra de la activación de celulares robados, delito que ha dejado cientos de víctimas en República Dominicana.

El acuerdo fue firmado entre el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), la Procuraduría General de la República y las compañías telefónicas Claro, Viva y Orange.

Sebastián Cabello, director para América Latina de GSMA dijo que la campaña se ha presentado en otros seis países para enfrentar este delito que, según indicó, solo se combatirá “si tenemos a todos los operados móviles alineados”.

 Indotel junto a las telefónicas implementará una base de datos en la que las personas podrán verificar antes de comprar un celular si este es robado.

Esto permitirá, dijo Oscar Peña, de Claro Codetel, que un equipo que haya sido robado en otro país no pueda ser activado en suelo dominicano, y viceversa.

Por su lado, Tomas Pérez Ducy, de Viva, señaló que trabajan “mano a mano” con el sector público para combatir este delito.

Además de las acciones del gobierno para eliminar los celulares macos a fin de evitar la comisión de delitos con líneas que no están registradas, ahora también se atacarán los robos de celulares a través de una iniciativa, apoyada por todas las empresas de telefonía, que busca detectar los celulares robados, y así impedir su activación.

Deja un comentario