BAMAKO, (EFE).- El Gobierno de Mali ha decretado a partir de hoy un estado de emergencia de diez días tras el ataque y toma de rehenes perpetrado por presuntos yihadistas contra un hotel en la capital Bamako que causó la muerte de 27 personas y 13 asaltantes.

La oficina de prensa de la Presidencia maliense informó que un consejo de ministros extraordinario ha tenido lugar esta noche encabezado por el presidente del país, Ibrahim Bubacar Keita.

Un grupo de presuntos yihadistas asaltaron esta mañana el hotel Radisson Blu en la capital maliense y tomaron como rehenes a un total de 170 personas, de al menos 14 nacionalidades entre trabajadores y huéspedes del hotel.

Las fuerzas de seguridad malienses, apoyadas por efectivos estadounidenses y franceses, lograron desalojar a todos los rehenes en un operativo que ha durado más de siete horas.

Fuentes diplomáticas consultadas por Efe subrayaron que entre los rehenes muertos figura una persona de nacionalidad estadounidense y otro belga.

Los grupos yihadistas Al Murabitún y Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) reivindicaron el ataque de hoy, que afirman haber llevado a cabo de forma conjunta. EFE

Deja un comentario