Puerto Príncipe, (EFE).- El gobierno de Haití en pleno, encabezado por el primer ministro de la República, Enex Charles, se reunió este miércoles para analizar y buscar una estrategia que frene la crisis económica y política que vive el país.

Ante todos los ministros de su gobierno, Charles exhortó a la responsabilidad de cada uno de los titulares, instándolos a “trabajar para el bien del país; tenemos una tarea muy grande y tenemos que estar al nivel de la circunstancias para responder con coherencia a la crisis”.

“Estamos en un momento especial y tenemos que dar la cara por el pueblo y por el futuro del país”, apuntó el primer ministro.

Tras concluir la reunión, Charles dijo a la prensa que se respetará el acuerdo firmado el pasado 6 de febrero entre el Parlamento y el presidente del país Michel Martelly para buscar una salida a la crisis electoral, un día antes de que concluyera la gestión del exmandatario, cuyo sucesor no ha sido elegido debido a la crisis electoral y política de la nación.

“Nuestra prioridad está clara, que es la continuidad del proceso electoral. Estamos abierto para un tipo de verificación electoral para facilitar la continuidad del proceso electoral del año pasado”, declaró el primer ministro interino a la prensa.

Después de hoy, afirmó, “estaremos trabajando en un nuevo proceso de rectificación para responder a las exigencias de la crisis. Tenemos que trabajar en la coherencia y dar prioridad a los problemas urgentes”.

A la vez, aseguró, que el Gobierno “está trabajando para satisfacer las demandas frente a la situación especial que enfrentamos”.
“Todos actores políticos deben poner las manos para evitar una crisis más grande de la que estamos viviendo”, concluyó.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Yves Romain Bastien, hizo una presentación muy sombría sobre el estado de finanzas del país.

“Estamos a poco más de la mitad del año fiscal y ya gastamos el 80 por ciento del presupuesto”, señaló Bastien, que explicó que “toda la ayuda externa que deberíamos recibir para complementar el presupuesto está bloqueada, ya que nuestro aliados internacionales no han aportado las contribuciones por la crisis política que vive el país.”

Ante esta grave situación, “tenemos que determinar la prioridad de los gastos y ser más responsables para evitar que empeore la crisis”, expresó.

Asimismo, Romain reconoció que desde la administración “hicimos muchas inversiones sin pensar claramente en las prioridades hoy estamos pagando el precio” de esas decisiones.

El presidente interino de la República, Jocelerme Privert, que también participa en la reunión destacó que, “no podemos fallar, tenemos todo un país que cuenta en nosotros; debemos ser más responsables y dinamizar el trabajo” para frenar la crisis.

Haití vivió una crisis por el aplazamiento de los comicios presidenciales que concluyó el pasado 14 de febrero con el nombramiento de Jocelerme Privert, entonces titular del Senado, como presidente interino tras concluir una semana antes el periodo de Gobierno de Martelly, sin que se eligiera a su sucesor.

Ayer, el nuevo Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití dejó en suspenso la nueva fecha acordada para la segunda ronda de las elecciones presidenciales, que había sido definida para el próximo 24 de abril, debido a problemas políticos y financieros.

Deja un comentario