Panamá, EFE.- El Gobierno panameño informó este martes que convocó al cuerpo diplomático acreditado en Panamá a una reunión el miércoles para “conversar sobre los ataques a la plataforma de servicios financieros e internacionales del país”.

La exposición estará a cargo del vicecanciller panameño, Luis Miguel Hincapié, en su calidad de ministro de Relaciones Exteriores encargado, precisó este martes la Cancillería.

El Gobierno panameño aseveró que no va aceptar que se use a Panamá como un “chivo expiatorio” a raíz de la filtración masiva de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, bautizada internacionalmente como los “Papeles de Panamá”, y no descartó aplicar la ley de “retorsión” o reciprocidad a los países que lo incluyan en listas grises o negras.

Tras la filtración, que ha destapado miles de empresas y activos opacos de personalidades de todo el mundo, el Gobierno francés anunció este martes la inclusión nuevamente de Panamá en su lista de paraísos fiscales, de la que salió a finales de 2011.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dijo el domingo que Panamá “es el último gran reducto que sigue permitiendo la ocultación de fondos en paraísos fiscales”, e instó al país a aplicar de inmediato los estándares internacionales de transparencia financiera.

El ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, advirtió este martes que el Gobierno no aceptará “que se use a Panamá como chivo expiatorio en las acciones y responsabilidades de terceros”.

“Cada Estado debe hacer cumplir a sus empresas y a sus ciudadanos sus leyes y sus reglamentaciones”, dijo Alemán, que criticó que se haya usado el nombre de Panamá para titular la filtración, porque no es el único país involucrado sino que “se mencionan 21 jurisdicciones distintas” en las que también se crearon sociedades “offshore”.

El Gobierno además defendió los “altos estándares de transparencia” del sistema financiero del país en un “pronunciamiento sobre los ataques a la plataforma de servicios financieros e internacionales” de Panamá.

En Panamá se han aprobado y se aplican “instrumentos legales mucho más estrictos y rigurosos que en otros centros de servicios (financieros) a nivel internacional”, de acuerdo a la misiva oficial.

La canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, recalcó el lunes en Roma que “no hay ni un solo banco panameño mencionado” en las filtraciones, solo “hay bancos de otros lugares”.

De Saint Malo dijo que el escándalo sobre empresas opacas al Fisco usadas por personalidades de todo el mundo no solo afecta a la imagen de su país sino que ilustra “un flagelo global”.

Deja un comentario