El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, dijo hoy que no despedirá funcionarios ni subirá los impuestos, en respuesta a un informe de la firma Centennial Group elaborado a petición de fondos que controlan cerca de 5.000 del total de 73.000 millones de deuda de la isla.

“Los peritos que ellos -fondos de inversión tenedores de deuda- contrataron reconocen que hay que reestructurar. Ellos dicen, y me alegra que ellos lo digan, que la recomendación es que yo ‘bote’ -despida- gente y que aumente 1.000 millones de dólares las contribuciones. La respuesta es que no”, dijo García Padilla.

“Lo que ellos dicen es que, además de reestructurar la deuda, debo aumentar 1.000 millones de dólares los impuestos y cortar 2.000 millones de dólares en gastos”, indicó García Padilla.

Aseguró que acceder a esa petición significaría una reducción de servicios básicos, del presupuesto de la Policía, de la Universidad y despidos.

“Parece que hay gente que piensa que todavía está el Gobierno de los despidos. No, el Gobierno de los despidos salió”, dijo García Padilla.

El secretario de la Gobernación, Víctor Suárez, señaló por su parte que hay una gran diferencia entre el informe del Centennial Group y los planes que tiene el Gobierno de Puerto Rico.

“La gran diferencia es que el informe va a proteger los intereses de los miembros de ese grupo que son los llamados ‘Fondos Buitre’, mientras que los planes del Gobierno van dirigidos a proteger los intereses de los puertorriqueños”, dijo Suárez durante una conferencia de prensa en San Juan.

Suárez indicó que el informe de Centennial Group, elaborado por los economistas José Fajgenbaum, Jorge Guzmán y Claudio Loser, representarían el despido de miles de funcionarios que el Gobierno no puede asumir.

Dijo que, en concreto, las recomendaciones del informe, de ejecutarse, supondrían el despido de 18.500 empleados del Departamento de Educación, 7.500 agentes de Policía y enviar a sus casas a 600 bomberos.

El informe de Centennial Group apunta que el déficit de 73.000 millones de dólares que arrastran las corporaciones públicas de Puerto Rico podría eliminarse en el horizonte de 2017 si se hacen recortes en servicios y se mejora la captación de los impuestos.

Las palabras de García Padilla coinciden con unas declaraciones hoy del presidente de la Corporación Pública para la Supervisión y Seguro de Cooperativas de Puerto Rico, Daniel Rodríguez Collazo, sobre el endeudamiento de las cooperativas financieras del territorio caribeño.

Rodríguez Collazo apuntó que el sector de las cooperativas financieras, con una inversión cercana a los 1.500 millones de dólares en deuda de corporaciones públicas locales, estudia medidas para afrontar una posible moratoria en los pagos que al Gobierno de la isla le corresponde hacer.

Dijo que la magnitud de esa inversión ha levantado incertidumbre en el sector, en especial después de que hace semanas el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, reconociera públicamente que la deuda no se podrá pagar en las condiciones pactadas actualmente.

Deja un comentario