Berlín, (EFE).- El actor estadounidense George Clooney afirma en una entrevista publicada hoy por la revista alemana “Meins” que le “encantan” sus arrugas y su pelo gris, y que no necesita Botox.

“Amo mi pelo gris y mis arrugas porque mi rostro ahora tiene más personalidad y muestra más carácter que cuando tenía 20 o 30 años”, asegura el que para muchos es uno de los actores más seductores del mundo.

Clooney, una de las grandes ausencias de los recientes Oscar, también señala que “los hombres se vuelven más interesantes con el paso de los años” y se atreve a ironizar con su aspecto físico.

“Ser solo dos años mayor que Brad Pitt pero aparentar muchos más me frustraba antes, pero ahora me da igual”, comenta el actor estadounidense, que acaba de estrenar la película “Hail, Caesar!”.

Tras divorciarse en 1992 de su primera mujer, el intérprete se volvió a casar en 2014 con la abogada británico-libanesa Amal Alamuddin, 16 años más joven que él.

Clooney rechaza además la fama de mujeriego que se le ha atribuido durante años, que tacha de excesiva.

“Créanme cuando les digo que si hubiera estado con todas las mujeres con las que se me ha relacionado no habría tenido tiempo para hacer ni una película”, apunta Clooney.

Deja un comentario