La Fundación Minerva Mirabal con sede en esta ciudad, dirigida por el activista comunitario Carlos Leiter, calificó de “racistas” las deportaciones masivas de haitianos que tiene en marcha el gobierno dominicano y preguntó porqué no ocurre lo mismo con extranjeros de otros países, citando el caso de los colombianos, quienes pueden entrar al país sin documentos y nadie los molesta.

Leiter, aclaró que no tiene nada contra los colombianos ni otros extranjeros que residen ilegalmente en la República Dominicana, “pero sabemos que ellos, loe venezolanos ni otros, van a trabajar”.

El activista indicó que tampoco se toca a los cubanos, de los que también un gran número de inmigrantes.

“Esos extranjeros, que son más de 50.000, no han hecho filas ninguno para documentarse, sólo lo han tenido que hacer los haitianos que son el blanco principal del ataque racista del gobierno de Danilo Medina y el PLD”,

Leiter sostiene que “si Juan Bosch hubiera estado vivo, jamás hubiese permitido el vergonzante espectáculo que está dando el gobierno contra los haitianos. Bosch, era un verdadero internacionalista y estaba consciente de que el problema migratorio es de carácter social, económico y político”.

Expresó que “es un hecho racista, sólo para satisfacer políticamente a un sector. Nosotros como inmigrantes dominicanos que somos en numerosos países extranjeros, no nos luce ese traje, porque vivimos en estados Unidos, Europa, América Latina y Puerto Rico, isla en la que hay unos 300.000 criollos ilegales, que no son tocados masivamente por el gobierno puertorriqueño, a menos que no cometan fechorías”.

Dijo que la reciente orden ejecutiva del presidente Obama impide que los inmigrantes en Estados Unidos, sean deportados a menos que no cometan delitos criminales.

“¿Cómo siendo la República Dominicana un país mestizo, su gobierno está cometiendo un atropello de esa naturaleza, que el mundo entero está viendo?”, se preguntó Leiter.

“Vivimos en Estados Unidos y nos la pasamos protestando, expresándonos, reclamando y exigiendo, peo muchos activistas en desacuerdo con las deportaciones de haitianos, se sienten amenazados y tienen miedo de pronunciarse en los medios y las redes sociales”, agregó el activista.

“En mi caso, no me importa que me critiquen por estas declaraciones, pero el hecho que como inmigrantes, no nos luce hacer lo que se está haciendo contra los haitianos, una gran parte de los cuales y sus hijos nacieron en la República Dominicana”, precisó Leiter.

“Los haitianos son trabajadores que van a trabajar, como el caso de los braceros que han dejado sus vidas en los cañaverales y nunca han tenido beneficios ni se respetan sus derechos, en una clara muestra del racismo que existe contra los haitianos”, añade.

“Un presidente que dijo un discurso el mismo día que se terminó el plazo de regularización, pero no tocó el tema, porque no le conviene. Fui dirigente del PLD y conozco el pensamiento boschista, porque fui boschista y Bosch hablaba bien de los haitianos y mantenía buenas relaciones con ellos”, manifestó Leiter.

“Los gobiernos son administradores del estado, por lo que en cuanto a la soberanía que tanto se cacarea, es el pueblo el que determina”, dijo.

Se preguntó qué pasaría y cual sería la del gobierno dominicano si Estados Unidos desata una cacería contra los inmigrantes dominicanos aquí y en Puerto Rico.

“Como ciudadano dominicano, tengo el derecho a defender las posiciones que considero correctas y con cual calidad moral el gobierno de Danilo va a defender a los inmigrantes dominicanos, si aquí se hace lo mismo que allá”, dijo Leiter.

“Somos casi un millón de dominicanos ilegales en Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y Europa y qué haría el gobierno dominicano si se les deporta masivamente”, cuestionó.

Terminó diciendo que está claro que todo el que nace en un territorio, es ciudadano de ese suelo y abogó porque se modifique la constitución para se establezca el juis solis (derecho al suelo), que les fue negado a los hijos de haitianos nacidos en la media isla.

Deja un comentario