El director general de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), ingeniero Miguel Pimentel Kareh y el director Nacional de los Servicios de Salud, doctor Ramón Alvarado, sostuvieron un encuentro con los encargados de los diferentes departamentos médicos del Hospital Cabral y Báez en esta ciudad.

Pimentel Kareh expuso ante los representantes médicos la magnitud y alcance de los trabajos que se realizan en el hospital con el reforzamiento estructural, adecuación de espacios y equipamiento que se realiza allí.

Dijo que ya el ala norte está en su fase final para ser equipada y luego integrarla a los servicios rutinarios de la institución.

“Estamos realizando el reforzamiento estructural de los edificios del hospital a fin de ponerlos en condiciones que cumplan con los parámetros requeridos para que pueda soportar la eventualidad de un sismo de más de siete grados en la escala de Richter, pero además estamos readecuando los espacios para que las habitaciones sean para dos pacientes, con un baño cada una, como lo ha instruido el presidente Danilo Medina”, indicó.

Refirió también el hospital Cabral y Báez será dotado también de un nuevo edificio de unos tres niveles y será provisto con los equipos médicos de punta, lo que convertirá a ese centro en el más moderno del Cibao.

Mientras que el doctor Ramón Alvarado explicó el compromiso del gobierno en  dignificar la salud que se brinda a los más pobres y destacó que es la primera vez en décadas que gobierno alguno, ha dispuesto tantos recursos en este sector.

Una de las inquietudes de los médicos fue la reducción de habitaciones de internamiento en el hospital, producto de la readecuación de los espacios lo cual fue explicado por el Director Nacional de Salud.

“En primer lugar los hospitales dominicanos nunca han alcanzado la totalidad de sus espacios de internamiento, y su promedio es de 50 a 60 por ciento, lo que significa que no se necesita la cantidad de camas actuales en el hospital” indicó.

Ramón Alvarado agregó también: “En la medida en que se mejore la promoción  y prevención para la salud vamos a tener menos pacientes buscando o necesitando hospitalización y en la medida en los hospitales periféricos mejoren sus servicios, como está planificado, cumplirán su función de ingresar los pacientes que lo requieren, disminuyendo de ese modo la demanda en el Hospital Cabral y Báez”.

La comisión de médicos encargados de departamentos, estuvo integrada por los doctores Rodolfo Ortíz, jefe de Nefrología, Arismendi Pantaleón, del servicio de ginecología, Pedro Mendoza, jefe de la unidad de cuidados intensivos, Carmen Gatón, encargada de la unidad de odontología, Austria de la Rosa, directora interina del centro, entre otros.

También estuvieron presentes por el ministerio de Salud, el ingeniero Juan Del Rosario, encargado de Electro medicina y el arquitecto Adam Núñez, encargado de diseño, conjuntamente con los ingenieros y arquitectos que intervienen en la obra.

Deja un comentario