La embajadora de Francia en el país, Blandine Kreiss, afirmó que República Dominicana es un país soberano y por tanto tiene el derecho de implementar la política migratoria que establezcan sus leyes sin que nadie tenga que decir nada al respecto.

Sin embargo, admitió que tanto a su país como a la comunidad internacional les preocupa la situación en que quedarán quienes no pudieron acogerse a la “Ley que establece un régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el registro civil dominicano y sobre naturalización”.

“Nos preocupa la situación de los descendientes de haitianos que nacieron aquí que nunca fueron registrados y que por un motivo u otro no acudieron al plan de naturalización. Esta es una situación muy complicada porque quedarían sin nacionalidad, que es un derecho fundamental del ser humano”, externó la diplomática.

Valora los esfuerzos
Consideró que el tema de la naturalización es el más delicado de los planes migratorios que está llevando a cabo República Dominicana, en torno a los cuales, a su juicio, ha habido mucha confusión. No obstante, Kreiss valoró los esfuerzos que está haciendo el Estado dominicano en esta materia y dijo que su gobierno y la comunidad europea tienen la voluntad de acompañar al país en este proceso.

“Hay que reconocer los esfuerzos del presidente Medina sobre el tema regularización, hizo lo que nunca se había hecho con el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros”, manifestó.

La embajadora consideró que Danilo Medina ha puesto mucho énfasis en fortalecer las relaciones con Haití a través de los diálogos bilaterales que se han desarrollado, con sus altas y bajas, y que tanto Francia como la Unión Europea (UE) favorecen.

“Ese diálogo de alto nivel debe permitir que los países, juntos, encuentren las vías de enfrentar en común los problemas comerciales, aduaneros, medioambientales, de salud, etcétera”, expresó la diplomática francesa.

Asimismo la embajadora valoró los proyectos que empresarios dominicanos planean desarrollar en la frontera.

Falsas acusaciones
Por otro lado, Kreiss calificó como planteamientos carentes de fundamento los supuestos de que existe un complot por parte de Francia, Estados Unidos o Canadá para fusionar a República Dominicana y Haití, como han surgido algunos comentarios.

“Eso es un mito, una fantasía, que atañe a la imaginación de algunos para justificar sus políticas ultranacionalistas. No hay nada de fundamento en eso. Francia siempre ha respetado la soberanía y la integridad territorial de los dos países”, expresó categóricamente la diplomática.

INSTA A APROVECHAR MÁS MERCADO DE UE
La embajadora de Francia en el país consideró que República Dominicana “va por el buen camino” en cuanto al aprovechamiento del Acuerdo de Asociación Económica (EPA, en inglés), porque ha logrado incrementar las exportaciones hacia la Unión Europea.

Deja un comentario