SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Ministerio Público informó que durante un operativo en el barrio Catanga del Distrito Municipal de El Limón de la provincia Samaná, fueron apresados el ciudadano francés Pascal Windland y el dominicano Edward Gervacio Burgos, quienes alegadamente incurrieron en supuestas acciones de pederastia en perjuicio de tres menores de edad de sexo masculino con edades de 10, 13 y 15 años.

Durante una rueda de prensa encabezada por el titular de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas, Jonathan Baró, y el fiscal titular de Samaná, Robert Justo, las autoridades también informaron que en el allanamiento realizado en la residencia de los imputados junto a éstos fueron encontrados varios menores de edad y confiscadas diferentes tipos de evidencias que los vinculan al hecho.

Se estableció que el imputado Gervacio Burgos, hoy adulto de diecinueve años de edad, cuando era menor, también fue abusado por el ciudadano francés, de 53 años.

“Dentro de las pruebas confiscadas figuran un total de ciento once piezas de ropas de niños, mayormente tangas, trajes de baño para niños y blusas de mujer”

Las autoridades indicaron que pedirán 30 años de prisión contra el imputado de la nación francesa, al tiempo que agradecieron a las autoridades de este país por la colaboración ofrecida en este caso, destacando el rápido envío de los expedientes por corrupción de menores en Francia correspondiente a los años 1985 y 1989, los cuales fueron remitidos a la República Dominicana en alrededor de unos quince minutos.

Igualmente, expresaron que alertarán a países como México, Guatemala, Pérú, Bélice, Tailandia y Camboya, entre otros con altos índices de abuso sexual, donde el imputado de nacionalidad francesa acudía con regularidad.

Delitos y pruebas

El Ministerio Público le ha otorgado al caso la calificación jurídica provisional de violación a varios artículos del Código Penal Dominicano y al Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03), así como a la Ley 57-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología y la Ley 137-03 sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, que tipifican y sancionan los actos de tortura y barbarie, la violación sexual, el abuso físico, sexual y psicológico de menores de edad, además de la explotación sexual comercial, fotografiar, filmar o publicar menores de edad en actos sexuales, la pornografía infantil y la trata de personas agravada.

Mediante la orden judicial No. 626/2015, emitida por el Juzgado de la Instrucción de Samaná, el fiscal titular Robert Justo, conjuntamente con las fiscales Mercedes Capellán y Elisa Gerónimo, dirigió el allanamiento que se llevó a cabo en la residencia de los imputados, localizada en el indicado sector.

Dentro de las pruebas confiscadas figuran un total de ciento once piezas de ropas de niños, mayormente tangas, trajes de baño para niños y blusas de mujer; treinta conjuntos para niñas de diversos colores y un bulto de color negro conteniendo en su interior cinco esposas, de las cuales dos eran de juguetes, tres de metal y ocho juguetes sexuales de goma.

También se encontró una bombita erótica, un ipad, un celular marca Acer touch, con dos sim de diferentes compañías telefónicas y una computadora marca SAMSUNG color blanco, modelo NP-NC11.

De igual forma, mediante requisa a un carro marca Hyundai, placa A63202, color rojo, que estaba estacionado en el patio de la vivienda fue decomisada en la guantera del conductor, el pasaporte de la Unión Europea, República Francesa a nombre de Pascal Wascal Windland No. 13FV06608 y dentro del pasaporte se ocupó un permiso de conducir a su nombre.

Además, fue confiscado en la gaveta que está frente al asiento del acompañante del conductor, una tablet marca DENVER, modelo tac-70111, la suma de 5 mil pesos y la copia de la matrícula del vehículo.

Asimismo se ocupó un bulto tipo mochila conteniendo en su interior una cámara fotográfica marca Canon ultrasonic, con un lente  EF-S de 17-55mm y con una memoria sdhc de 32 gb, marca Lexar una cámara de video marca Canon HD, un lente para cámaras marca Canon ultrasonic 70-300MM, una cámara fotográfica marca Canon S120, con su batería y una memoria colorsdhc de 32 gb, marca Transcend.

“Este presunto pederastia no vivía de manera fija en nuestro país, sino que realizaba visitas por temporadas cortas desde hace unos años y se aprovechaba de los menores de edad (sexo masculino), para filmarlos, fotografiarlos y abusar de ellos”, manifestó el fiscal Robert Justo con relación al imputado de nacionalidad francesa.

Como resultado de la operación además fueron confiscadas una caja de herramientas conteniendo en su interior una serie de objetos de sadomasoquismo, y un bulto conteniendo la suma de 550 dólares, 400 pesos mexicanos, 285 euros, diez cargadores para computadoras y diferentes cámaras, así como una alarma timbre y un sensor en su empaque.

También se ocupó una casa de campaña, diferentes tipos de calzados, cintas adhesivas, varios preservativos, dos mordazas, pulseras, cinturones, además de un collar metálico, una cadena, látigos utilizados en sesiones de sadomasoquismo, además de varios paquetes de correas, un antifaz, un reflector de luz y pestañas postizas.

Tras obtener las diferentes pruebas en el transcurso de la investigación, el Ministerio Público determinó que Gervacio Burgos se dedicaba a captar las personas menores de edad para proporcionárselas al imputado Pascal Windland, quien por igual captaba, transportaba y daba acogida a personas menores de edad con fines de explotación sexual, realizando actos de tortura y barbarie contra sus víctimas, tales como esposarlos de pies y manos, amordazarlos, azotarlos con látigos, de igual forma hacía que se le practicara sexo oral.

Además han establecido que en sus acciones criminales utilizaba objetos sexuales de goma y otros tipos de instrumentos para fotografiarlos y filmarlos con supuestos fines de lucro o comercialización de estas imágenes y vídeos.

Los menores explicaron en una entrevista realizada por la Licda. Nilka Virginia Castillo Johnson, procuradora fiscal de Niños, Niñas y Adolescentes de Samaná, que luego que le daban dinero los amarraban y les tomaban fotografías en tanga y bikini de mujer, además de que les ponían bombitas en los senos y los hacían modelar en pantaloncillos, y después supuestamente cometían abuso sexual.

La investigación del caso fue iniciada a raíz de varias denuncias hecha por los padres de las víctimas al Ministerio Público, luego de que se percataran de que los menores de edad manejaban diferentes sumas de dinero y que alegadamente habían sido víctimas de agresión sexual.

Se informó que la Fiscalía de Samaná y un equipo de dicha Procuraduría Especializada trabajan en las indagatorias de caso y todo lo concerniente a la ampliación de la investigación tanto a nivel nacional como internacional.

Deja un comentario