SANTO DOMINGO. El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, instruyó a los miembros del Ministerio Público para que soliciten prisión preventiva en todos los procesos que se desarrollen en contra de ciudadanos acusados de utilizar armas de fuego de manera ilegal.

Señaló que en los últimos meses el país ha sido víctima de un aumento en los atracos, además de presentarse varios casos de robos a instituciones financieras, los cuales, dijo, se realizan utilizando armas de fuego ilegales.

En ese sentido, Domínguez Brito destacó la necesidad de que se le ponga un alto a estos hechos, al tiempo que le ordenó ser más severos con los casos relativos a la violación de la Ley 36 de 1965 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas de Fuego.

Las instrucciones fueron dadas a través de una comunicación dirigida a todos los miembros del Ministerio Público del país, en la que se destaca que las personas que tienen armas de fuego ilegales las usan para robar, matar y “deben estar presos”.

El máximo representante del Ministerio Público ordenó que a partir de ahora cada fiscal que suba a una medida de coerción por uso de armas ilegales, deberá solicitar como medida cautelar la “Prisión Preventiva”, sin distinción, tras destacar que es necesario que la gente sepa que si es atrapada usando armas ilegales irán a parar a la cárcel.

Recomendó que para motivar la solicitud de “Prisión Preventiva” deben insistir a los jueces en la peligrosidad de usar armas ilegales y en la facilidad que tienen estas personas de utilizar esas armas para atemorizar personas y escapar del alcance de la justicia.

Deja un comentario