NUEVA YORK._ La oficina de la  fiscal dominicana del condado Passaic en New Jersey,  Camelia Valdez, están buscando una drástica condena por asesinato contra el boricua José Martínez, declarado “mentalmente inepto” para enfrentar un juicio por el asesinato de su ex novia Marcel Paredes, a quien mató en diciembre del 2010.

Martínez, quien se disparó en la cabeza después de ultimar a la mujer, fue sometido a  tratamiento psiquiátrico y estuvo un año en un manicomio, pero la fiscal dominicana dijo que está tratando de que la acusación por asesinato se cargue contra Martínez y sea condenado por el crimen.

La acusación, fue desestimada en julio del 2014, cuando pruebas de psiquiatras, presentadas en la corte, demostraron que él estaba incapacitado mentalmente para ser enjuiciado.

Se le recluyó el manicomio Greystone Park en el condado  Morris. En mayo, el hospital dijo que Martínez estaba listo para ser dado de alta y que estaría al cuidado de familiares en Texas.

Harley Breite, el abogado defensor de Martínez, dijo que “el es incapaz de hacerle daño a nadie, porque ahora es una cáscara de un ser humano”.

El jurista explicó que a Martínez, le falta parte del cerebro, desde que se disparó por sí mismo a la cabeza, tratando de suicidarse. “Mi cliente es también parcialmente ciego y no puede sostener una conversación. No podrá volver a conducir un vehículo ni vivir por su cuenta, porque tiene daños permanentes”, añadió el abogado.

El 22 de junio, un psiquiatra que examinó a Martínez por orden del tribunal, determinó que es capaz de enfrentar un juicio.

“Creo que dentro de un grado razonable de certeza médica, el señor Martínez, tiene la capacidad de interactuar y participar con su abogado defensor, durante un juicio”, explicó el doctor Ravi Baliga, quien elaboró el informe.

Martínez, según el reporte del especialista, dijo que no recordaba el tiroteo, pero el doctor Baliga sostiene que recordó el incidente durante una entrevista con él en febrero del 2015.

Empero, ese mismo informe establece que Martínez sufre de una lesión cerebral, trastorno de la personalidad antisocial, trastorno depresivo y abuso del acochol.

Martínez, llegó a Paterson desde Puerto Rico, después de la muerte de su padre en la isla y trató de suicidarse en la víspera de año nuevo en el 2010, después de asesinar a la dominicana Marcel Paredes de 34 años de edad en la casa 27 de la calle Este.

Deja un comentario