SANTIAGO. – “El feminicidio es un delito que no debe callarse, porque se ha convertido en un serio problema en República Dominicana”, planteó la magistrada Aura Luz García, al exponer sobre el tema a estudiantes de la carrera de derecho de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA).

Dijo que la agresión contra la mujer, cuya manifestación salvaje comenzó a tomar fuerza a partir de l980, registra un crecimiento exorbitante, y ejemplo de esto es que cientos de  damas son asesinadas cada año.

Cree necesario asumir programas eficaces para frenar los asesinatos, y de ese modo preservar la paz y la tranquilidad de la familia. Informó que, las mujeres más desprotegidas son las que oscilan entre 20 y 29 años, en atención a las estadísticas que se manejan.

Calificó dramáticas, las reseñas en las páginas de los diarios, en los noticiarios de televisión y en las redes sociales, donde se muestran imágenes desgarradoras, incluso hasta mujeres descuartizadas como si fueran animales, debido al salvajismo de muchos hombres.

Refirió que en el año 2013, el 81.82% de las mujeres con edades entre 20 y 29 años de edad, reflejó una acentuada tendencia contra ese segmento, mientras que en el 2012 los casos sobresalientes perjudicaron a damas entre 29 y 30 años de edad.

Reveló que, en el  Código Penal de República Dominicana no existe ningún tipo de pena  específica para el feminicidio, aunque ya se estable en algunos niveles del Sistema de Justicia y se conceptualice y se nombre como tal.

Precisó que, “los tipos bajo los que se juzgan los feminicidios, en la actualidad, están recogidos en su Título II, dedicado a los crímenes y delitos contra los particulares y que están divididos en capítulos y secciones”.

Apunta que, “en el artículo 295, se define el homicidio como el que voluntariamente mata a otro, y el 296, se califica como asesinato de premeditación y acechanza”, y se pueden aplicar sanciones conforme a la gravedad de los casos, entre 30 y 40 años de prisión.

Deja un comentario