SANTO DOMINGO. El vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, consideró que el proyecto que busca convertir en ley la reforma policial contribuirá con el relanzamiento de la Policía Nacional, institución que advirtió está “totalmente colapsada”.

Castaños Guzmán afirmó que la pieza aprobada en segunda lectura por el Senado es la ley políticamente posible.

Señaló que los diputados están esperando el proyecto de ley para aprobarlo tal como lo hizo el Senado, porque, dijo, se trata de un gran avance en términos institucionales para la Policía.

“Creo que ese trabajo que se ha hecho desde el Congreso, conjuntamente con sectores de la sociedad, no te quepa la menor duda que va a contribuir a relanzar a una Policía que se ha separado de la sociedad”, recalcó al ser entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder.

Castaños Guzmán sostuvo que la ciudadanía no cree en la Policía y donde muchos de sus miembros son parte del problema y no de la solución, como lo ha denunciado la Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso.

“En muchos de los casos de asaltos, de asesinatos, están involucrados miembros de la institución”, significó.

Consideró que hay que tratar de crear una ley que pueda aportarle a la Policía todo lo que tiene que ver con la visión institucional de mantener el orden público y la seguridad ciudadana.

De igual forma, precisó que una ley no basta única y exclusivamente para resolver todo el problema, sino que conjuntamente con ella se implementen una serie de políticas, como la que tiene que ver con la dignificación de la función policial.

Consideró que la nueva ley que está en proceso de aprobación del Congreso Nacional va a contribuir con el fortalecimiento de la institución.

“Lo primero que hace es que desmonta esa infraestructura esquizofrénica que hoy en día existe en esa institución, en donde ni siquiera el propio jefe de la institución tiene el control de la misma, esa es una realidad y eso lo han reconocido todos los jefes de policía”, argumentó.

Castaños Guzmán dijo que tener más de 40 generales en una institución, no hay forma de controlarlos.

Puntualizó que por eso el proyecto de ley de reforma policial establece un tope de los generales que tendrá la Policía.

Consideró que la carrera policial queda fortalecida con la pieza, partiendo del hecho de que más del 70% los miembros no son de carrera.

Manifestó que el tema histórico de los asimilados en la Policía va a desaparecer con la nueva ley, “porque eso no le ha aportado nada a la institución”.

Resaltó que hay casi 40,000 policías en el país, pero la propia institución no sabe a dónde está la mitad de los mismos.

El vicepresidente ejecutivo de la Finjus, Servio Tulio Castaños Guzmán, advirtió que hay que tener mucho cuidado con las acusaciones a Francia por la fuga de dos pilotos condenados en el país a 20 años por narcotráfico.

“Lo primero es que el gobierno de Francia de desligó de eso, yo no creo que el gobierno de Francia haya estado detrás de eso”, significó.

Observó que habiendo sido parte de un expediente tan grave, los pilotos franceses se encontraban en libertad.

Advirtió que cuando se dan ese tipo de casos, alrededor de ellos se construyen sobre la base de estructuras internacionales y locales.

“No es verdad que una estructura que haya diseñado una operación de esa naturaleza, no es verdad que no hay niveles de complicidades locales, no es verdad”, apuntó.

Enfatizó que no es la primera vez en el mundo que se han dado situaciones como esas.

Recalcó que la República Dominicana ha quedado muy mal parada desde el punto de vista institucional con la fuga de los pilotos franceses.

“Este caso revela grandes debilidades institucionales, yo estoy totalmente de acuerdo con las declaraciones del Canciller, nosotros tenemos antes de emitir algunos juicios, analizarnos desde el punto de vista del comportamiento de nuestras instituciones en este caso”, subrayó.

Castaños Guzmán dijo que cuando un Estado se niega a extraditar a una persona condenada a 20 años, como los pilotos franceses, está obligado a juzgarlos allá.

Deja un comentario