El presidente Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños, negó este miércoles que las medidas de austeridad anunciadas ayer por el Gobierno obedezcan a una crisis económica dentro del Ejecutivo, sino a controlar el gasto público de cara a las elecciones de 2016.

Para el presidente de la entidad, la disposición gubernamental pretende evitar, a un año de las elecciones, que “pase lo que pasó en 2012, cuando el déficit se disparó”, ante la proximidad de los comicios de ese año, por lo que consideró que “hay que saludar” esta medida.

También la organización Participación Ciudadana aplaudió el anuncio hecho por el gobierno, aunque considera necesario el establecimiento de sanciones contra funcionarios que incumplan esta disposición.

En este sentido, la presidenta de la entidad, Rosalía Sosa, señaló que “estamos cansados de magar y no dar ya que se dice una cosa y no se cumple”, y se mostró esperanzada en que, en esta ocasión, “sea cierto y haya consecuencias contra los servidores públicos que no usan los recursos para lo que tiene que ser”.

Ayer, el Gobierno dominicano prohibió “terminantemente” el uso vehículos o recursos del Estado en actividades proselitistas”, y anunció que los viajes al exterior de los funcionarios “quedan limitados estrictamente a aquellos que estén relacionados con prioridades presidenciales”, entre otras medidas.

Deja un comentario