Las Vegas (EEUU), (EFE).-  La filipina Pia Wurtzbach fue coronada anoche Miss Universo 2015 en una gala que tuvo un desenlace esperpéntico ya que, por un error del presentador Steve Harvey, la colombiana Ariadna Gutiérrez había sido nombrada vencedora unos instantes antes. Durante unos pocos minutos, Gutiérrez fue la nueva Miss Universo, recibió la corona de manos de su compatriota Paulina Vega, ganadora en 2014, y fue jaleada por la numerosa presencia de aficionados colombianos en Las Vegas (Estados Unidos). La alegría duró muy poco, justo hasta que Harvey regresó al escenario para anunciar, ante el estupor del público, que se había equivocado y que la ganadora en realidad era la filipina Pia Wurtzbach, quien de perdedora pasó de repente a ser una ganadora incrédula.

Tras lo sucedido, el presentador y comediante estadounidense Steve Harvey compareció en una rueda de prensa ante los medios de comunicación y aseguró que su equivocación fue un error humano y “sin mala fe”. Explicó que en la tarjeta leyó el nombre de la subcampeona, en lugar del de la ganadora, y que cuando se dio cuenta lo único que podía hacer era regresar en directo y “tratar de arreglarlo”. “Me siento horrible”, dijo el presentador, quien pidió disculpas por el error e indicó, finalmente, que “la persona correcta obtuvo su corona”.

Por su parte, la nueva Miss Universo Pia Wurtzbach, que da a Filipinas el tercer título de su historia, explicó que sintió “alegría” cuando se dio cuenta de que había ganado, pero también “confusión” y “preocupación” por Ariadna Gutiérrez. Además, afirmó que estaba confiada de su actuación y creía que podía merecerse el título mundial de belleza, pero no se esperaba “de ninguna manera” un desenlace así. Wurtzbach contó a los medios que no había podido hablar todavía con la colombiana, porque la vio rodeada de chicas y consideró “que no era el momento”.

“Como ella, yo también quería ganar”, dijo la filipina, quien pidió disculpas por lo sucedido en calidad de nueva “representante” y “voz” de la organización de Miss Universo. Ariadna Gutiérrez, que en las quinielas previas figuraba entre las favoritas al triunfo, había contado en una entrevista a Efe esta semana que si ganaba Miss Universo sería como “un sueño hecho realidad”, puesto que había “visualizado” en muchas ocasiones ese momento. “Siempre había soñado con ser Miss Colombia.

Señaló que era “un placer enorme, un orgullo y un privilegio” representar a Colombia y a los colombianos, que son personas “trabajadoras, perseverantes y que hacen todo por conseguir cada uno de los logros de la vida”. Hasta el caótico desenlace, la 64 edición de este concurso de belleza mundial se desarrolló dentro de la normalidad, con las actuaciones musicales de Seal, Charlie Puth y The Band Perry, y con la puertorriqueña Roselyn Sánchez copresentando junto a Harvey una gala que, como novedad, admitió la votación del público en directo.

La competición comenzó con el desfile inicial de las ochenta candidatas con trajes inspirados en su tierra y sus raíces, en los que se vieron plumas, capas y atuendos regionales muy coloridos y con un toque contemporáneo. Tras la primera criba, efectuada en función de los tests preliminares a la gala, quedaron quince países- Brasil, Australia, Indonesia, República Dominicana, Filipinas, Francia, Estados Unidos, Curaçao, Bélgica, Japón, Venezuela, Sudáfrica, Colombia, México y Tailandia.

En las siguientes pruebas, las candidatas desfilaron sobre el escenario en traje de baño o en vestido de noche, y respondieron a preguntas sobre terrorismo, la legalización de la marihuana o el control de las armas. Finalmente, las candidatas de Colombia y Filipinas, junto a la estadounidense Olivia Jordan que se quedaría con la medalla de bronce, fueron las tres finalistas, antes de que el error del presentador Harvey eclipsara todo lo sucedido en el escenario hasta ese momento. EFE

Deja un comentario