NUEVA YORK. Un juez de Nueva York impuso hoy una fianza de 2 millones de dólares a Francis Lorenzo, el diplomático dominicano detenido junto a otras cinco personas por el escándalo de sobornos en la ONU destapado esta semana.

Lorenzo, una vez cumplidas las condiciones de la fianza, podrá permanecer bajo arresto domiciliario en el domicilio de su madre en el distrito de El Bronx y deberá llevar un dispositivo de vigilancia electrónica, según dijeron a Efe fuentes de la Fiscalía.

Lorenzo fue arrestado el pasado martes en el marco de una operación de las autoridades estadounidenses contra una supuesta trama de corrupción en las Naciones Unidas.

En su centro figura el expresidente de la Asamblea General y antiguo embajador de Antigua y Barbuda ante la ONU John Ashe, que continúa en prisión al no haber cumplido con las condiciones impuestas en su fianza.

Según la Fiscalía, Lorenzo recibía dinero del constructor chino Ng Lap Seng para defender sus intereses en las Naciones Unidas y se encargó de efectuar el pago de los sobornos que presuntamente ese magnate hizo a Ashe.

El expresidente de la Asamblea General está acusado de recibir más de un millón de dólares de este y otros empresarios chinos a cambio de usar en su favor su influencia en las Naciones Unidas y en su país de origen.

Tras destaparse el caso, el Gobierno dominicano suspendió de sus funciones a Lorenzo, que actuaba como embajador adjunto del país ante la ONU.

El diplomático, de 48 años, se enfrenta a un cargo de conspiración para el soborno y a otro de soborno, delitos que tienen penas máximas de cinco y de diez años de cárcel, respectivamente. EFE

Deja un comentario