La calificadora internacional de riesgo Feller Rate elevó de “A-” a “A” las calificaciones de solvencia y depósitos a plazo a más de un año del Banco del Progreso, y a “Categoría 1” la calificación de sus depósitos a plazo hasta un año.

Igualmente, mantuvo las perspectivas “Positivas” de su calificación a la entidad financiera.

En una nota enviada a la prensa por el Banco del Progreso, se indica que la calificadora destaca que el éxito de la estrategia de la empresa se refleja en el importante crecimiento de sus colocaciones durante los últimos años, que le han permitido aumentar su posición de mercado en todos los segmentos.

Agrega que este ha sido el resultado de medidas tomadas en años anteriores para lograr el fortalecimiento de sus estructuras, equipo gerencial y procesos internos, así como la mejora en sus capacidades tecnológicas y el desarrollo de nuevos productos para mejorar la oferta de valor a sus clientes.

La información también destaca que la capacidad de generación del banco muestra una evolución favorable, mejorando su sostenibilidad en el largo plazo. La mejora en su rentabilidad se ha beneficiado de un margen financiero total sobre activos elevados. Este ha sido superior al promedio desde el 2015, gracias a la rentabilización de recursos provenientes de la venta de activos improductivos, concretada a finales del 2014.

“Las cifras que resumen los logros financieros del banco en el 2015 y el esfuerzo de nuestro equipo humano, sumado al alza de esta calificación, reafirman nuestro compromiso institucional, de ser aún mejores y cada vez más competitivos”, dijo Mark Silverman, presidente del Banco del Progreso.

Deja un comentario