WASHINGTON.- El Estado venezolano no brinda a Leopoldo López la protección que solicitó hace un año la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en cuanto a las condiciones de su detención, denunció el miércoles la esposa del dirigente opositor.

Lilian Tintori se reunió a puertas cerradas con funcionarios venezolanos en la sede de la comisión y tras el encuentro dijo haberles comunicado que las condiciones de encarcelamiento “son cada vez peores” y que permanece en régimen de aislamiento seis días a la semana.

Indicó a periodistas haber solicitado una lámpara “para que él pueda leer en la noche. No es posible que esté aislado en una celda sin luz”.

“No hay explicación de porqué le tienen que dar ese trato intimidatorio, de acoso, de ensañamiento. Es un trato cruel e inhumano”, agregó.

The Associated Press solicitó un comentario a la embajada venezolana donde se respondió que no habría comentarios.

La comisión interamericana solicitó en abril del 2015 medidas cautelares para López y Daniel Ceballos, por considerar que sus condiciones de encarcelamiento lo colocan en una situación de gravedad y urgencia que pone en riesgo sus vidas e integridad personal.

Tintori dijo estar satisfecha con la implementación de las medidas cautelares que el organismo interamericano de derechos humanos solicitó en junio para ella, la esposa de Ceballos, y los hijos de ambas familias debido a presuntos actos de hostigamiento por su vínculo con los dirigentes opositores.

Ceballos, ex alcalde de San Cristóbal, actualmente cumple arresto domiciliario en Caracas tras su detención por supuestos delitos relacionados a las manifestaciones callejeras ocurridas en 2014.

La Comisión, que mantiene a Venezuela desde 2002 entre las naciones del continente que requieren seguimiento especial, tiene la facultad de solicitar a un Estado que prevenga daños irreparables a personas en situación de riesgo.

López fue condenado en septiembre a 13 años y nueve meses de prisión en la cárcel militar de Ramo Verde, acusado de incitar a violentas protestas en Caracas el 12 febrero de 2014.

Sus abogados sostienen que durante el juicio la Fiscalía General no logró mostrar ninguna evidencia que lo vincule con los hechos violentos ocurridos tras una marcha en la capital contra el gobierno de Nicolás Maduro. Los disturbios dejaron tres muertos, 66 heridos y 69 detenidos.

Washington ha dicho que la liberación de López es un requisito para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, que no intercambian embajador desde 2010.

Tintori, quien planea volver a su país el jueves, se reunió la víspera con la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental Roberta Jacobson y con el secretario general de la OEA Luis Almagro, a quien entregó una copia de la ley de amnistía aprobada la semana pasada por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional.

Maduro, quien tiene plazo hasta esta semana para promulgar la ley, ha objetado la normativa porque afirma que viola las leyes venezolanas. (AP)

Deja un comentario