El ministro de Justicia español, Rafael Catalá, prometió al procurador general dominicano, Francisco Domínguez Brito, su “máxima” colaboración en el caso del ciudadano Ambiorix Nepomuceno Rodríguez, detenido en España por ser el principal sospechoso del asesinato de una abogada local.

El ministro explicó que ayer se reunió con el procurador dominicano con quien habló sobre la cooperación bilateral y también se trató este tema, aunque sin ahondar en detalles, debido a que el país caribeño no ha formalizado la solicitud de extradición de Nepomuceno Rodríguez, acusado del asesinato el mes pasado de la abogada Paola Languasco Jiménez, de 37 años.

“Nos comprometimos a agilizar al máximo todos los tramites, para que (la extradición) sea una realidad en cuanto se solicite”, afirmó.

Nepomuceno Rodríguez fue detenido el pasado jueves en la ciudad de Burgos, en el norte de España, por la muerte de Languasco Jiménez, cuyo cadáver fue encontrado el 24 de abril en una alcantarilla en la ciudad de Santiago (norte dominicano).

La abogada había desaparecido 19 días antes tras salir de su residencia de Puerto Plata (norte) para ir a Santiago a encontrarse con Nepomuceno Rodríguez.

El pasado viernes, el juez de la Audiencia Nacional española Santiago Pedraz envió al acusado a prisión, en espera de su posible extradición a la República Dominicana.

Una vez que el detenido esté de regreso en el país, la Fiscalía dominicana lo someterá a la justicia y pedirá 30 años de prisión, según explicó el lunes Domínguez Brito en una rueda de prensa junto al embajador español en la República Dominicana, Jaime Lacadena, con quien se reunió previamente para hablar sobre el proceso, que durará un máximo de 4 meses y un mínimo de diez días.

Deja un comentario