MIAMI.- Érika perdió fuerza y se convirtió hoy en un sistema de baja presión mientras se hallaba al oriente de Cuba, al registrar vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El centro meteorológico, con sede en Miami, emitió un boletín especial a las 13.30 horas GMT en el que informó que Érika es un remanente de baja presión y por ello ha retirado todos sus avisos y advertencias de tormenta tropical.

No obstante, el CNH sugiere que Bahamas, el centro y este de Cuba y el sur de Florida (EE.UU.) deben vigilar el avance de este remanente durante las próximas horas.

La quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes se hallaba a 205 kilómetros al este de Camaguey, en Cuba, y a 420 kilómetros del sur sureste de Nassau, cerca de la latitud 21,5 norte y longitud 75,9 oeste.

Erika se mueve a una velocidad de 35 kilómetros por hora en dirección oeste noroeste y se espera que mantenga esta trayectoria en las próximas 24 horas, cuando se desplace hacia el centro de Cuba y el sureste del Golfo de México.

La tormenta tropical había llegado a Cuba a primeras horas de esta mañana debilitada y en forma de depresión tropical, tras dejar fuertes lluvias en Haití y República Dominicana.

No obstante, Érika provocará aún fuertes lluvias en ambos países y en el este de Cuba a lo largo del fin de semana, en donde se pueden registrar inundaciones y deslizamientos de lodo.

Asimismo, en Florida, en el sureste de EE.UU., las autoridades advierten que se registrarán lluvias intensas a partir del domingo y hasta el lunes, con peligros de inundaciones. EFE

Deja un comentario