COTUÍ. El Ministerio de Energía y Minas (MEM) informó que está atento con sus mecanismos de inspección a las zonas del país con operaciones mineras debido a las precipitaciones de los próximos días como consecuencia del paso del huracán Matthew.

En ese sentido, representantes de la institución realizaron este miércoles una visita técnica a la mina administrada por Pueblo Viejo Dominicana Corporation y, específicamente, a la presa de colas El Llagal.

El grupo de profesionales del MEM, encabezados por el viceministro Ernesto Vilalta, recibió explicaciones sobre la operación del embalse conforme con los criterios exigidos por el Ministerio de Medio Ambiente y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI).

Los representantes del Ministerio fueron recibidos en las instalaciones de la minera por Méjico Ángeles, director de asuntos gubernamentales; Luis Santana, gerente de Minería; y Carlos Tamayo, gerente de Medio Ambiente.

Tras una reunión con los ejecutivos de Barrick, en la que también participaron Francisco Concepción, director provincial del Ministerio de Medio Ambiente, y Agustín Reinoso, encargado de Gestión Ambiental, se produjo una visita a la presa de El Llagal.

“Hemos confirmado que este embalse, que forma parte de las operaciones de Barrick Pueblo Viejo, se maneja bajo un esquema de seguridad, planificación y gestión de riesgo adecuados, por lo cual no existen razones para alarmas”, señaló el viceministro Vilalta.

Indicó que, no obstante, el Ministerio de Energía y Minas hará un seguimiento especial mientras estén vigentes los efectos del fenómeno atmosférico.

Vilalta señaló que, previo a la visita del MEM, técnicos del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y del INDRHI visitaron la presa de El Llagal y determinaron que los controles funcionan.

De su lado, Méjico Ángeles dijo que “desde la etapa de construcción hemos recibido 199 visitas de inspección, siendo la mayoría del INDRHI (65 visitas) y el Ministerio de Medioambiente (56 visitas); y todas han arrojado resultados que comprueban el cumplimiento de las normas nacionales de seguridad y calidad de aguas”.

Deja un comentario