NUEVA YORK._ El Embajador Jefe de la Misión Permanente Dominicana en las Naciones Unidas (ONU), licenciado Francisco Cortorreal y el Cónsul General en esta ciudad, Eduardo Selman, advirtieron que seguirán desmontando la campaña internacional de descrédito que se lleva a cabo contra la República Dominicana y añadieron que continuarán enfrentando en todos los escenarios, las mentiras y calumnias que se vierten contra el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE).

Ambos funcionarios, hablaron  sobre el tema en el programa “Pura Política” que produce y conduce cada viernes el periodista español Juan Manuel Benítez en el canal NY1 Noticias de Time Warner Cable.

Cortorreal y Selman, afirmaron también que las autoridades haitianas han pretendido tener usar el tema migratorio en la República Dominicana  para beneficiarse en las elecciones de Haití.

Dijeron los funcionarios diplomáticos que “es una ignorancia pensar que se esté deportando a haitianos desde la República Dominicana, por motivos racistas”.

Añadieron que “desde que se comenzó a implementar el  (PNRE), más de 350.000 personas han regularizado su situación, en su mayoría haitianos”.

Justificaron  la implementación del PNRE por disposición del presidente Medina para dar cumplimiento a un mandato de la Ley General de Migración 285-04 y a lo dispuesto por la sentencia  168/13 del Tribunal Constitucional.

Selman dijo que “todo cuanto se ha hecho en la República Dominicana en materia de migración ha sido acorde con la constitución y las leyes adjetivas vigentes”.

Precisó que “cuando se creó el PNRE como consecuencia de la sentencia 168/13, se crearon algunas expectativas favorables en un sentido y desfavorables en otro, sin embargo, sugirió la Ley 169-14 del 23 de mayo del 2014 que la complementa  dando por sentado que todos los extranjeros radicados en el país sin regularizar su situación migratoria, tenían la posibilidad de hacerlo si cumplían con los requisitos”.

Refirió que como consecuencia del temblor de tierra que el 12 de enero del 2010 causó pérdidas de vidas y grandes estragos materiales en Haití, el gobierno les permitió la entrada por razones humanitarias a más de 200.000 haitianos que se sumaron a millares de sus congéneres que ya estaban en suelo dominicano.

Añadió que la gran mayoría estaba en una situación migratoria irregular mientras  el gobierno de Haití incumplió su promesa de que documentaría a sus connacionales con sus correspondientes identidades.

Dijo que el propio embajador haitiano en la República Dominicana, Daniel Supplice,  calificó de fracaso el programa de Identificación y Documentación a los Inmigrantes Haitianos (PIDIH) ejecutado por su país.

Selman puntualizó que “no ha habido mala intención en la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, “pues, de acuerdo con nuestras leyes migratorias, cuando una criatura nace desde el año 1929 y es hija de un ciudadano que está en el país de manera irregular inmigratoria, esa persona no puede asumir la nacionalidad dominicana”.

Dijo que “desde un principio, con una serie de medidas y tolerancia dentro del país, el gobierno ha logrado regularizar el estatus de cientos de miles de ciudadanos extranjeros y no sólo de haitianos, y sin embargo otros países que han tratado de hacer lo mismo no lo han logrado en años”, poniendo como ejemplo el bloqueo de una corte federal a la Acción Ejecutiva del presidente Barack Obama.

Insistió en que “se ofrece la información necesaria para aclarar cualquier confusión y opiniones que se hacen con intenciones aviesas y difamatorias y para hacer daño a la soberanía de la República Dominicana  y en ese sentido el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, ha visitado a los Estados Unidos y países de Europa y América Latina y ha estado en foros internacionales”.

Añadió que “el embajador dominicano ante OEA, Pedro Vergés y el embajador en Washington, José Tomas Pérez, han actuado con mucha honra y dignidad en nombre de nuestro país, dando a conocer los pormenores del Plan de Regularización”.

Advirtió Selman que la regularización del estatus migratorio en la nación dominicana lo quieren tildar de “complejo” cuando en realidad no lo es.

NO ESTA EN LA AGENDA DE LA ONU

La situación migratoria de los haitianos en la República Dominicana, no es parte de la agenda de la ONU, dijo el embajador Cortorreal.

Señaló que las diferencias surgidas a raíz de la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros y que mal intencionadamente, algunos sectores quieren hacer creer que se trata de una medida contra la población  haitiana establecida en suelo dominicano, “es un problema bilateral” entre los dos países.

“En todo caso, la ONU no está ajena a la situación y el gobierno se interesó en que organismos como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM),  Grupo Mundial sobre Migración, un organismo de coordinación de la ONU, la UNACER, la Unión Europea, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), el PNUD y la UNICEF, se involucraran en el proceso como observadores y para consultas”, agregó Cortorreal.

Deja un comentario