NUEVA YORK.- El embajador dominicano en Washington, José Tomás Pérez, respondió la tarde de este sábado a la clasificación negativa que hace del país el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, en el que asegura que en República Dominicana “se violan los derechos humanos de miles de haitianos”.

El diplomático, que participó en una cumbre de líderes celebrada en un auditorio del hospital Presbiteriano en el Alto Manhattan, convocada por el senador estatal Adriano Espaillat, dijo que “la mejor respuesta es lo que pasa en la República Dominicana”.

Pérez señaló que el plan de regularización “no tiene precedentes en América Latina y creo que en gran parte del mundo”.

Añadió que “entonces, si violar los derechos humanos es darles un estatus migratorio a quienes no lo tienen, yo prefiero no contestar ese tipo de acusaciones”.

El diplomático indicó que ya está en marcha la ofensiva internacional para defender a la República Dominicana “y tenemos que empezar por esta diáspora tan importante, porque lo que diga o piense el dominicano que vive aquí en los Estados Unidos, es muy importante para lo que el mundo pueda pensar”.

Cumbre de líderes

Líderes dominicanos en una variedad de representaciones legislativas, estatales y municipales, rechazaron este sábado la campaña internacional de descrédito que se lleva a cabo contra la República Dominicana por el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros y apoyaron la ejecución de las leyes migratorias del gobierno de Danilo Medina.

La actividad fue organizada por la Liga de Oficiales Electos Dominicanos y dirigida por el senador estatal Adriano Espaillat.

Al final de la cumbre, el senador estatal Adriano Espaillat, quien tomó la iniciativa de realizar el encuentro, leyó una resolución consensuada y aprobada por la asamblea en la que exponen los puntos principales de la posición del liderazgo político y comunitario de la diáspora dominicana en los Estados Unidos.

“Entendemos el derecho de la República Dominicana a implementar su programa de política inmigratoria, nos oponemos a la campaña de descrédito hacia la República Dominicana, su economía, su pueblo y sus instituciones”, dice la resolución.

“Pedimos a la comunidad internacional que profundice su respaldo a ambas naciones en términos de desarrollo económico, educación, vivienda, salud y empleo”, añade.

Entre los presentes estuvieron el senador estatal en un distrito de Brooklyn, José Peralta, los concejales Ydanis Rodríguez, Antonio Reynoso, la concejala Julissa Ferreras, el concejal en Reading (Pensilvania), Manny Sepúlveda; el asambleísta Guillermo Linares, Pedro Rodríguez, vicealcalde de Paterson en New Jersey, entre otros.

Deja un comentario