NUEVA YORK.- El embajador jefe de la Misión Permanente de la República Dominicana en las Naciones Unidas (ONU), Francisco Cortorreal, dijo que la supuesta afirmación del escritor criollo Junot Díaz, de que en el país hay campos de concentración paran haitianos “al estilo la Alemania nazi”, ofende a la comunidad judía esparcida por todo el mundo.

El diplomático recordó que ningún otro país del mundo, fue más solidario que la República Dominicana con los refugiados judíos que huían de la persecución de Rusia, desde el gobierno del general Gregorio Luperón. Díaz, es un laureado autor de la diáspora y ganador del prestigioso Premio Pulitzer en el 2007 por su novela de ficción  “La maravillosa vida breve de Óscar Wao”.

“Estas son parte de las informaciones que daremos a todos los países de El Caribe, América Latina y el mundo, respecto al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros y la solidaridad que hemos mantenido con los primeros asentamientos judíos en el mundo y con los hermanos haitianos”, añadió el embajador en la ONU.

“Si hay un pueblo que ha sido solidario a nivel internacional y en términos históricos como la República Dominicana. Luperón les ofreció el territorio dominicano para que se refugiaran allá”, explicó Cortorreal.

Sostuvo que también  en 1938, el gobierno de Trujillo, fue el único en el mundo, que recibió un barco con más de 500m judíos, a los que no quiso recibir ningún país del mundo.

“Ahí tenemos el pueblo de Sosua (en Puerto Plata) que es un orgullo de los aportes de la comunidad judía”, agregó el embajador en la ONU.

“Pero además, nosotros somos el único país que cuando el terremoto de Haití, el primer presidente que llegó a suelo haitiano, fue el dominicano (Leonel Fernández), somos el único en invertir para construir una universidad en Haití y hubo dominicanas que amamantaron niños haitianos que se quedaron sin sus madres”, expuso el diplomático.

“Comparar a un país solidario, bueno, amigo de los judíos y cooperador con los haitianos, con la Alemania nazi, es un desatino de cualquier persona que lo diga, pero si lo hace un dominicano, o que se dice ser dominicano, ese es muy mal dominicano”, precisó.

“No debiera expresarse así de su país, o por lo menos tener la decencia de documentarse un poco antes de ser tan desconsiderado”, puntualizó aludiendo a la declaración del novelista cuentista Díaz.

Respecto a las versiones de muchos ultranacionalistas dominicanos de que Estados Unidos, Francia y Canadá, tienen la intención de “fusionar” las dos media islas, el diplomático dijo que “eso es imposible, porque desde el punto de vista histórico, de quienes nos independizamos no fue de Estados Unidos, Francia, Canadá o España, fue de Haití”.

Señala que “hay un hecho histórico que la guerra de independencia, fue sangrienta y a machetazos, además de que la convivencia de nosotros y los haitianos, es pacífica, porque después de la independencia, nunca hemos peleado”.

Deja un comentario