San Juan,EFE.- El virus del Zika ha sido detectado ya en 182 mujeres embarazadas de Puerto Rico, de las que el 26 % nunca sitió síntomas, al tiempo que ha provocado 40 hospitalizaciones desde que se detectó por primera vez en la isla al comienzo de este año.

Según datos actualizados hoy por el Departamento de Salud de la isla, que se refieren al 26 de mayo, hasta el momento se han confirmado en laboratorio 1.501 casos de personas con el virus en la isla, aunque se teme que sean miles más las que lo hayan padecido pero no han acudido al médico a causa de la levedad de los síntomas.

Pese a que en general los síntomas del zika son más leves que los del dengue o chikunguña -transmitidos por el mismo mosquito y también muy extendidos en la isla-, su presencia en embarazadas ha sido vinculado a microcefalia y otros defectos congénitos en sus futuros hijos.

Por ello, se está llevando a cabo una vigilancia más exhaustiva de las mujeres embarazadas, a las que las autoridades locales instan a que se hagan la prueba de forma gratuita para detectar el virus. Sin embargo, Efe acompañó hoy a una embarazada a un laboratorio de San Juan para realizarse esta prueba y, tras ponerle diversas pegas para realizar la prueba, le hicieron pagar 10 dólares. El personal del laboratorio ni siquiera tenía disponible el formulario que se ha de rellenar con los datos del paciente para enviarlo junto a las muestras de sangre a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

Finalmente, se le ofreció que rellenara el formulario para la detección del dengue y la secretaria del laboratorio tachó donde decía “dengue” y escribió a mano “zika”.

“Y todo esto después de que mi médico me desanimara a hacerme la prueba, diciendo que iban a tardar tres mees en darme los resultados y que no me iba a servir para nada, porque cuando me llegaran ya no podría tomar ninguna decisión”, explicó a Efe la mujer, de 35 años.

Igualmente, aseguró que lleva días intentando sin éxito inscribirse en la web del Departamento de Salud de Puerto Rico, que ha habilitado un registro de embarazadas para hacerles un seguimiento especial, porque “siempre da un error la web diciendo que hay problemas internos en el servidor.

Finalmente tuve que llamar al 311 para apuntarme”. Sólo en la última semana de la que se dispone de datos se registraron 149 nuevos casos de zika, entre ellos 14 de embarazadas contagiadas con un virus que provoca síntomas como sarpullido, fiebre, dolor en las articulaciones y conjuntivitis sin secreción.

Ante la inexistencia de una vacuna, para prevenir el contagio lo único que se puede hacer es evitar la picadura del mosquito que lo transmite, para lo que se recomienda usar repelentes, vestir con mangas y pantalones largos, usar telas metálicas en puertas y ventanas.

Además, se pide a la población que tape envases o recipientes que puedan acumular agua alrededor de los hogares para evitar así la formación de criaderos. El director de los CDC, Thomas Frieden, realizó hoy una nueva visita a la isla y se reunió este viernes a puerta cerrada con el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, para continuar las conversaciones sobre cómo se está atendiendo esta emergencia sanitaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que las mujeres que viven en áreas con zika sopesen retrasar sus embarazos, algo que también ha aconsejado el Departamento de Salud de Puerto Rico, donde se ha registrado un caso de microcefalia fetal.

Deja un comentario