Taipei, (EFE).- El número de muertes causadas por el terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter que sacudió Taiwán el sábado subió hoy a 61, con pocas esperanzas de rescatar con vida a los 75 desaparecidos, según el Servicio Nacional de Emergencias.

Entre los fallecidos se encuentran una bebé de diez días, dos de seis meses y 17 niños más, mientras que entre los desaparecidos, presuntamente sepultados entre escombros, se cuentan 60 adultos y 15 niños, detalló el Servicio Nacional de Emergencias.

Miembros de los equipos de rescate en el edificio derrumbado Weiguan Jinlong (Dragón Dorado) de Tainan, la ciudad más afectada por el terremoto, reconocieron hoy que las esperanzas de encontrar personas vivas entre los escombros son muy pequeñas.

Desde el sábado, han sido rescatados 327 supervivientes.

Los fiscales del gobierno han detenido a tres ejecutivos de la empresa que construyó ese edificio bajo sospecha de homicidio por negligencia profesional, en medio de acusaciones de que la estructura del edificio no se había reforzado adecuadamente.

Los investigadores de la Fiscalía también descubrieron que se habían eliminado, posiblemente después de la construcción, pilares en las primeras plantas del edificio para ampliar el espacio libre.

El seísmo de 6,4 grados de magnitud tuvo su epicentro en la aldea de Meinung, al sur de Taiwán y a 16,7 kilómetros de profundidad, y sacudió el sur de la isla a las 03.57 hora local (19.37 GMT del viernes), según el Servicio Meteorológico Central. EFE

Deja un comentario