MADRID, EFE.- La dirección del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha decidido hoy, por una holgada mayoría, abstenerse en una próxima votación de investidura para permitir al conservador Mariano Rajoy formar un nuevo Gobierno y evitar unas terceras elecciones, tras un “impasse” político de diez meses.

Según han confirmado fuentes socialistas, la abstención se ha impuesto por 139 votos a favor y 96 en contra tras una votación en la que han participado 237 miembros del llamado Comité Federal, órgano máximo del partido entre Congresos.

La decisión de hoy pone fin al bloqueo institucional en España, cuyo Gobierno está en funciones desde hace más de 300 días.

Tras cuatro horas de debate, la mayoría de los socialistas ha optado por la abstención frente a los partidarios del “no” a Rajoy, el sector alineado con el exsecretario general del partido Pedro Sánchez, quien fue forzado a dimitir el pasado 1 de octubre precisamente por mantener su negativa a un Gobierno conservador.

La resolución señala que debe ser acatada por el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados (85 escaños), si bien para la semana que viene queda por decidir si serán todos los diputados, parte de ellos, o justo los once que necesita Mariano Rajoy para ser investido presidente del Gobierno.

El Parlamento español está formado por 350 escaños. En una primera sesión de investidura, el candidato necesita mayoría absoluta; esto es, 176 diputados, si bien en una segunda le basta con más síes que noes.

El PSOE, dirigido por una comisión gestora desde la dimisión de Sánchez, ya adelantó que votará “no” en la primera sesión y hoy ha confirmado que se abstendrá en la segunda.

Los socialistas han explicado que la decisión responde a la necesidad de “desbloquear la excepcional situación institucional que sufre el país”.

El texto de la resolución añade: “A nadie se le oculta que no es una decisión fácil, pero tampoco contemplamos el ejercicio de la responsabilidad política, en esta coyuntura ciertamente excepcional, como una carga que nos resulte ajena o incompatible con el papel que hemos venido desempeñando en nuestra democracia constitucional”.

A partir de hoy mismo, el calendario político previsible empieza los días 24 y 25 (ronda de consulta del Rey con los grupos parlamentarios), seguidos de dos sesiones de investidura y la toma de posesión del nuevo presidente antes de que acabe el mes.

Deja un comentario