CARACAS, Venezuela.— El presidente Nicolás Maduro rechazó este jueves la ley de amnistía que aprobó la mayoría opositora del Congreso, y anunció que la enviará al Tribunal Supremo de Justicia para que determine si está apegada o no a la Constitución.

Maduro hizo el anuncio en medio de una concentración que realizaron en el palacio de gobierno varios miles de empleados públicos y simpatizantes del oficialismo que marcharon este jueves por el centro de la capital en protesta contra la ley.

Bajo la consigna “uh, ah, esa ley no va” y entre carteles que decían “no a la ley de amnesia criminal”, varios miles de partidarios del gobierno, vestidos con camisas rojas, tomaron algunas vías del centro de Caracas y marcharon hasta los alrededores del palacio de gobierno para manifestar contra la ley de amnistía y reconciliación que aprobó en marzo el Congreso, bajo control de la oposición.

La marcha fue convocada por el oficialismo que rechaza abiertamente la nueva normativa que busca liberar al líder opositor Leopoldo López y varias decenas de los llamados “presos políticos”.

“El pueblo debe rebelarse ante las leyes inconstitucionales”, afirmó el Maduro en un discurso que ofreció desde el palacio de gobierno que fue difundido en cadena de radio y televisión. ¿Ustedes le tienen miedo al ejercicio de la rebelión constitucional frente a la Asamblea Nacional?”, dijo el mandatario mientras sus seguidores gritaban “y va a caer, y va a caer, esta Asamblea va a caer”.

Al criticar la ley de amnistía Maduro señaló que lo que se busca es el “auto perdón de los victimarios, el auto perdón de los asesinos” y “legalizar la violencia, el golpismo, y la guerra no convencional”.

El gobernante anunció que va a evaluar una propuesta que realizó el ex constituyente Hermann Escarrá para promover una enmienda constitucional y reducir el período de cinco años de todos los integrantes de la Asamblea Nacional que fueron electos en diciembre pasado. “Si veo que es la posibilidad de despejar los caminos del golpismo y de la utilización de la Asamblea Nacional yo mismo la activaría (la enmienda)”, sostuvo.

Maduro descartó la promulgación de la ley y anunció que la enviaría a la Sala Constitucional del máximo tribunal, que es señalado de estar controlado por el oficialismo, para que la declare “inconstitucional”. En los últimos tres meses el Tribunal Supremo ha emitido cinco sentencias contra las decisiones de la Asamblea Nacional lo que ha llevado a algunos analistas a considerar que el Legislativo está “cercado” judicialmente por el oficialismo.

El gobernante cuestionó al presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, que ha expresado su apoyo a López y otros opositores detenidos, y señaló al conservador español de integrar una “oligarquía colonialista y racista” y de ser una “basura corrupta”. AP

Deja un comentario