BRUSELAS,(EFE).- Los polvos blancos encontrados en el interior de un sobre en la Gran Mezquita de Bruselas, que obligaron a activar una alerta por ántrax, eran solo harina, informó hoy a Efe el portavoz del servicio de bomberos de la capital, Pierre Meys.

La mezquita, situada en el barrio donde se encuentran las instituciones de la Unión Europea (UE), fue evacuada y los bomberos se trasladaron al lugar para poner en marcha el procedimiento aplicable en los casos de hallazgo de ántrax.

Meys explicó a Efe que once personas que habían estado cerca de los sobres tuvieron que ser examinadas y seguir un proceso de descontaminación que, al final, no era necesario dada la naturaleza de la sustancia encontrada.

El portavoz había precisado horas antes que el procedimiento que se activa en los casos de ántrax incluye la evacuación y descontaminación de las personas, el desplazamiento hasta el lugar de varias ambulancias, un laboratorio y especialistas de protección civil.

El sobre con un polvo desconocido había llegado a las oficinas de la mezquita, lo que hizo activar la alarma.

Los especialistas del laboratorio desvelaron la naturaleza del polvo sospechoso.

La Gran Mezquita de Bruselas está situada en el recinto del parque del Cincuentenario, uno de los lugares más emblemáticos de la capital belga, a pocas calles de las sedes principales de la Comisión Europea y el Consejo de la UE.

Este suceso se produce cuando Bruselas sigue en nivel máximo de alerta antiterrorista, decretado hasta al menos el próximo lunes ante la amenaza posible e inminente de que se comentan atentados en cadena similares a los del 13 de noviembre en París, en los que murieron al menos 130 personas. EFE

Deja un comentario